«Spitsbergen, o gardián do Ártico»: Cine de otra (buena) manera

El gallego Ignacio Benedetti filma un documental fascinante con una pertinente reflexión sobre el calentamiento global


La RAE aplica el adjetivo sabio a quien «posee conocimientos amplios y profundos adquiridos mediante el estudio», añadiendo otra de sus acepciones, «que tiene muchas habilidades». A Ignacio Benedetti le vienen como anillo al dedo, por saberlo todo en utensilios y pertrechos varios para la actividad audiovisual, y también por su cruzada a favor del soporte celuloide, predicando las excelencias que ahora bastardea la marea digital que todo lo invade, previo aniquilamiento de los viejos proyectores. Con la salvedad impuesta por las circunstancias, se alinea en esa batalla junto a Nolan, Tarantino, Spielberg y otros varios, preocupados por una deriva más vinculada al negocio que al arte, y en consecuencia alarmados, incluso, por la pervivencia del patrimonio fílmico.

Esta previa laudatoria, en absoluto hiperbólica, viene a cuento porque Benedetti estrena en su ciudad, Spitsbergen, o gardián do ártico, largometraje proyectado en 16 mm para que el público aprecie la textura original del súper 8 mm. En sus propias palabras «ofrece una sensación orgánica, imposible de emular en digital (salvo de forma grosera), así como una gama de texturas y colores que, al creador, le permiten seleccionar la más adecuada a lo que se desea narrar». Estamos ante un docu a la usanza antigua (que no vieja), fabril, en la que junto al espíritu de aquellos clásicos del sello Disney, se rastrea a un Cousteau en su lucha por la preservación del planeta y su diversidad.

Una expedición científica y técnica a los últimos confines de tierra firme, lindando el Polo Norte, a bordo de un zurrado rompehielos donde el cineasta toma planos del reducido grupo, jalonando la narración con vistosas imágenes que invitan a reflexionar: o acotamos al calentamiento global, o imágenes así ya no podrán filmarse. Obra fascinante, dotada con el tempo narrativo necesario y entonado con la voz de Santiago Fernández y las notas de Sergio Moure. Premio honorífico en el pasado OUFF de Ourense, mejor director de documentales en el Indian World Festival, varios festivales a la espera, y muy pronto en la Filmoteca de Catalunya. Una pequeña joya que encumbra a su autor.

«SPITSBERGEN, O GARDIÁN DO ÁRTICO»

España. 2020.

Producción, guion, fotografía y dirección: Ignacio Benedetti.

Montaje: Álex López.

Música: Sergio Moure.

Narrador: Santiago Fernández.

Documental.

81 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Spitsbergen, o gardián do Ártico»: Cine de otra (buena) manera