Perseverar más allá de lo oficial


La ciencia, e incluso la ciencia ficción, pueden enriquecer las aspiraciones de la novela negra o de suspense, proclive a encerrarse en el caso, en resolver el enigma, y también en la siembra de cadáveres más o menos sanguinolentos. En este sentido, Las caras del tigre, de Alfonso Mateo-Sagasta, también es un retrato de cómo una investigación logra sus mejores frutos cuando la versión oficial da por concluida, sí, quizás en falso, esa búsqueda de la verdad que solo se consigue llevando las pesquisas hasta el final absoluto. De ahí la importancia de la perseverancia de Matilde Gil, que no se conforma con lo que aparentemente dicen los indicios que se presentan ante ella. La narración permite que los lectores acompañen a esta modesta técnica en un viaje fascinante que se vale de las técnicas de la novela negra para plantear con gran agilidad una historia que aborda cuestiones de una trascendencia que van más allá de un simple accidente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Perseverar más allá de lo oficial