Sergio Moure: «Todo tiene su banda sonora»

Moure es un semidesconocido con una profesión singular: compone música para el cine y la televisión


Me tomo un té en una cafetería de Matogrande con uno de los que votan en los Goya. Sergio Moure (A Coruña, 1969), es un semidesconocido con una profesión singular: compone música para el cine y la televisión. Ustedes seguramente no le han visto, pero es muy posible que le hayan oído. Lógicamente sabe mucho de cine y de música, así que es fácil dejarse llevar por su conversación.

-¿Se puede vivir en Galicia de componer bandas sonoras?

-Si tuviera que trabajar solo para Galicia quizás no, pero trabajo también para el resto de España. Aún así ya es difícil; somos muy pocos con dedicación exclusiva, pero yo es de lo que vivo. He hecho 14 largometrajes, otros tantos documentales, también la banda sonora de Seis hermanas para TVE, que han sido casi 500 episodios.

-¿Cómo lo hace, habla primero con el director, se lee el guion, ve la película...?

-A mí me gusta tener un primer contacto con el guion, donde hago ya anotaciones. Luego se lo muestro al director y ya tengo un primer punto de inicio. Después suelo ir al rodaje y la composición la ajusto sobre el montaje de la película.

-Usted estudió en el Liceo de Barcelona, ¿cómo acabó dedicándose al cine?

-Siempre quise hacerlo. Con 8 años ya quería hacer música para cine, desde que escuché a Morricone. En mi caso es vocación absoluta. De hecho, estaba preocupadísimo por si no podía dedicarme a esto.

-También hizo sus pinitos como bailarín.

-Sí, un poquillo, ja, ja. Pero llegó un momento en que me tuve que decidir: o la danza o la composición. Además, no tenía muchas aptitudes para la danza. Hace poco cumplí uno de mis sueños al poner música a un espectáculo de danza contemporánea. Lo he disfrutado mucho.

-¿Cuáles son sus compositores de bandas sonoras favoritas?

-Me gusta Morricone, aquellos wésterns con Sergio Leone.

También Alexandre Desplat, Carter Burnwell. En general me gustan más los europeos o con influencia europea.

-¿Y cuál le hubiera gustado componer a usted?

-¡Uf! La de Lawrence de Arabia tal vez, que es de Maurice Jarre.

-¿Qué tal la relación con los directores, difícil?

-En mi caso no me ha tocado ningún director chungo. Me dijeron que Cuerda tenía un carácter fuerte, pero me encantó trabajar con él: es un tipo con una cultura enciclopédica.

-Usted vota en los Goya, ¿Qué tal las películas de este año?

-Hay más diversidad y mucho nivel, ha subido mucho. Si comparamos el nivel medio del cine americano, teniendo en cuenta toda su producción anual, con el de España, el nuestro es altísimo, Y se supera cada año. En Galicia además hay un nivelón. Yo he vivido muchos años fuera de Galicia y sé que hay producciones que se vienen a rodar aquí por los niveles de producción que tenemos.

-En Galicia tenemos buenos actores, directores, productores, técnicos, pero no acabamos de hacer la gran película.

-Porque las televisiones tienen un peso tremendo en la producción. Sin una televisión generalista es muy difícil.

-Acaban de salir las nominaciones, ¿cuál es su favorita para este año?

-A mí me gustó mucho El autor, de Manuel Martín Cuenca.

-¿Qué tal las fiestas de los Goya, valen la pena?

-Nah. Siempre acaban muy tarde y nos coge sin cenar. Luego llega el cátering y se lanzan todos a los canapés. Como se hace todo en el mismo hotel, cuando acabas no tienes ganas de mucha fiesta.

-¿Usted va por la vida poniéndole música a las cosas que pasan?

-Sí. Todo tiene su banda sonora. Puedo poner música a cualquier cosa que sucede.

-¿Qué otras cosas le gusta hacer?

-Leer y estar con mis hijas, mi familia. Desde luego, el deporte no, me cansa mucho, ja, ja. Hace poco fui a jugar al tenis y tuve una rotura fibrilar que me ha tenido un mes con muletas.

-¿No le manda el médico pasear?

-Me lo he propuesto yo, andar una hora al día. Es que tengo un trabajo muy sedentario, me paso ocho y diez horas diarias delante del piano y, con un volumen de trabajo alto, 15 o 16. Y no me levanto.

-Al menos será un buen bailarín..

-Uf, prefiero quedarme en la barra. Allí tengo mi momento gintonic.

-Elija un plan: una tarde con una videoconsola, una partida de cartas con los amigos, un partido de fútbol en el campo o un concierto punk.

-Un concierto punk. Mejor Sid Vicious que Cristiano Ronaldo.

-Una canción.

-Something, de los Beatles. Una de las pocas que compuso George Harrison.

-Lo más importante en la vida.

-Disfrutar del momento, algo que precisamente no sé hacer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sergio Moure: «Todo tiene su banda sonora»