Crítica de «Estirpe», de Marcello Fois

H. J. P. REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

Es la primera entrega de la trilogía sobre los Chironi, una familia modesta de las que no tienen historia, sino que la historia las atropella

06 sep 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Avalada con el premio Llibreter 2017 a la mejor novela del año publicada en lengua no catalana -que otorgan los libreros de Cataluña-, Estirpe, obra del narrador Marcello Fois (Nuoro, Cerdeña, 1960), es la primera entrega (2009) de la trilogía sobre la familia Chironi, una familia modesta de las que no tienen historia, sino que la historia las atropella, y a la que sigue desde 1889 hasta el comienzo de la era Berlusconi. La saga la completan Nel tempo di mezzo (2012) y Luce perfetta (2015), un proyecto que le ocupó más de diez años de escritura (y que sería deseable que el sello asturiano Hojas de Lata no dejase inconcluso en su edición en castellano). Su precioso valor no está, sin embargo, en la gran inversión de esfuerzo y tiempo que dedicó su autor, su valor está en la forma sosegada e inteligente en que construye este gran fresco histórico y familiar, y en que este está pegado al universo que él tan bien conoce, su patria sarda, su terruño, Nuoro. No hay fabulación ni profusión de descripciones ni derroche fantástico, sino una forma concienzuda, sensible, contenida y respetuosa de observar el mundo, de viajar a la esencia íntima de la vida. En fin, un libro con esa intensidad que solo tiene el dolor de la pérdida.