Santiago Olmo: «Lo óptimo sería que el museo fuese una entidad autónoma»

El nuevo director del Centro Galego de Arte Contemporánea reclama subir el presupuesto del centro, tras «sufrir recortes muy graves»


Santiago / LA voz

Santiago Olmo García (Madrid, 1958) sorprendió en su presentación oficial como nuevo director del Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC) hablando gallego, no sin poco esfuerzo, demostrando su interés por adaptarse al cargo en un tiempo récord. Asegura que no está muy preocupado por la polémica que rodeó el concurso de selección abierto por la Xunta. «Estoy más preocupado en poner en marcha el museo y eso lleva un tiempo», señala.

-El proyecto que presentó dentro del concurso de selección del nuevo director a cinco años vista, ¿qué cambios contempla?

-El museo que está situado en una ciudad universitaria, de alguna manera tiene que tratar de vincularse con la USC y con la Facultade de Belas Artes de Pontevedra, porque hay una cuestión de territorio que abarca el CGAC más allá de la propia ciudad de Santiago. Mi proyecto contemplaba establecer alianzas estratégicas, diálogos constructivos y espacios de colaboración con estas instituciones porque tienen mucho que aportar al centro y este a ellas, pero también con otras.

-¿Qué otras?

-En un territorio como Galicia, con la dispersión que hay, aquellos que trabajamos en el ámbito contemporáneo debemos establecer vínculos de colaboración o reforzar los que ya existen. Hay otra cuestión importante, que es cómo potenciar la visibilidad de Galicia hacia el exterior. Esa invisibilidad, que afecta no solo al arte contemporáneo sino también a otros ámbitos, hay que romperla y esto se consigue cuando muchos trabajan en la misma dirección. Por ejemplo, yo no entiendo la Ciudad de la Cultura como un competidor de este museo. Son dos proyectos que pueden apoyarse si se enfoca de una manera articulada. Otra cosa es cómo se entienda esa relación y si para apoyar la Ciudad de la Cultura hay que opacar al CGAC, o al revés.

-¿Cree que está opacando la Ciudad de la Cultura al CGAC?

-En visibilización, puede. Es curioso porque esto es un espacio céntrico, mientras que para ir a la Ciudad de la Cultura no hay apenas autobuses, aunque hay carteles por todas partes yo siempre que he ido me he perdido, para ir andando es imposible y no es funcional. Hay un problema que tiene que ver con que el CGAC no sea una entidad autónoma, eso sería realmente lo óptimo, porque permitiría una mayor agilidad en muchas cuestiones, como la difusión de nuestros proyectos.

-¿Qué proyectos va a priorizar?

-Creo que un museo debe generar proyectos importantes, que constituyan luego material de aprendizaje, estudio y conocimiento. Y la mejor manera es hacerlo, en un momento en el que un centro no puede asumir todos los costes, es en colaboración con otros. Mi idea es trabajar con otras instituciones de España afines que permitan realizar proyectos complejos, que ayuden a comprender la actualidad. Por otra parte, creo que hace falta hacer exposiciones del contexto gallego en relación con el plano nacional, europeo e internacional. Mirar a la tradición, pero no desde la nostalgia, sino con una mirada crítica e incómoda. Otras cuestiones tienen más que ver con una cartografía del presente, invitando a los artistas a que hagan investigación con sus proyectos y que entren en el debate sobre los problemas del aquí y ahora. Me interesa también abordar artistas que no están en el mainstream y hay una vinculación con América Latina importante que también quiero desarrollar.

-¿Es suficiente el presupuesto?

-El CGAC ha sufrido unos recortes muy graves que deberán ir compensándose y corrigiéndose en el futuro. Y así lo he solicitado. En mi opinión son insuficientes y contamos con unos recursos muy limitados. Hay que trabajar con ellos y es posible hacer cosas muy interesantes con poco presupuesto, pero creo también que la crisis se emplea como un mantra para justificar la falta de interés.

-¿Cómo va a ser la política de adquisición de fondos?

-Un museo con colección es un museo que tiene patrimonio. Que Santiago perdiera la colección de Arco para irse a Madrid me parece un disparate. Hay muy poco presupuesto para ampliar la colección, este año hay disponibles unos 35.000 euros. Me parece que, como centro de referencia del arte contemporáneo gallego, deberíamos tener más obras de artistas gallegos importantes, de los que ahora tenemos solo una.

El CGAC abre «Reflexións», una muestra con obras de su colección

Una inauguración acompañó la llegada de Santiago Olmo al CGAC. Reflexións, compuesta de veintiún obras de la colección del museo de Santiago, ocupa toda la planta superior del centro compostelano con piezas de diecinueve artistas del ámbito gallego, nacional e internacional. Vídeo, pintura, fotografía e instalación invitan al público a hacer una doble lectura en torno al concepto de reflexión, entendido tanto como un reflejo o como una meditación.

La comisaria de la exposición, Christina Ferreira, reunió en ella piezas de Jorge Barbi, Suso Fandizo, Eva Lootz, Pamen Pereira, George Rousse, Eve Sussman o Peter Wüthrich, entre otros. Explicó que el criterio de selección fue en base a las obras, resultando ser seis de artistas gallegos y seis de mujeres. La exposición permanecerá abierta hasta octubre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Santiago Olmo: «Lo óptimo sería que el museo fuese una entidad autónoma»