La otra academia musical

Los coruñeses Astroboyz y Arufe actuarán en el Sónar 2014 de la mano de la Red Bull Music Academy, una cita anual que reúne artistas consagrados con nuevos talentos

Astroboyz.Astroboyz
Astroboyz

Este jueves 12 de junio comienza la 21ª edición del Sónar, el festival de música avanzada y new media art de Barcelona, y dentro de él se cumplirán diez años de la colaboración de la Red Bull Music Academy con el festival. Este año, dos artistas gallegos tendrán un hueco en el Sonar Dome, el escenario comisariado por la academia de Red Bull.

Por un lado estará Álex Silva Astroboyz, que fue alumno de la RBMA en Nueva York en 2013 y por otro el coruñes Fernando Arufe, invitado tras haber participado en uno de sus Base Camps.

Pero la relación de Galicia con esta academia de músicos empezó mucho antes, en concreto en el año 2003 en Ciudad del Cabo, a donde acudió Víktor Flores, que por entonces era dj en el recordado Vademécum de Vigo, probablemente el club más importante en Galicia en la prehistoria de todo esto, a mediados de los 90.

Tras años de ver la convocatoria (el asunto comenzó en 1998), Víktor decidió apuntarse tras el paso por el Vademécum de un artista alemán que había sido profesor en otra edición y que le animó a apuntarse.

El cuestionario de inscripción tiene su propia mitología. 50 preguntas para conocer al candidato «no se trata de un exámen teórico ni nada de eso, si no de ver cómo es la relación del candidato con la música. Valoran un 50% la música y un 50% tu personalidad». Entre las preguntas que respondió Víktor una situación: «Te encerramos con tres leones en una habitación, ¿qué musica les pondrías? Diez años después Astroboyz contestaría para acudir a Nueva York cómo defendería la ciudad y a sí mismo de los alienígenas narrados por Orson Welles en La Guerra de los mundos.

Aunque ahora parezca lejano, en el año 2003 las suspicacias y comparativas con la famosa academia musical de OT estaban a la orden del día. «Me lo han dicho muchas veces. No tiene nada que ver, esto no es un concurso de talentos. No prometen ni una serie de contratos, no se va a alcanzar el éxito. Ha salido gente con gran repercusión como Flying Lotus, Katy B o Aloe Blacc, y otros se vuelven al club».

Tanto las impresiones de Víktor Flores como de Astroboyz de qué se puede aprender en unos días en contacto con lo más granado de la electrónica mundial (u otros géneros) son similares. Víktor Flores: «Son charlas con músicos que son parte de la historia de la música de los últimos cuarenta años» gente como Steinski, Hugh Masakela (un trompetista sudafricano que habló de su vida durante el apartheid) o Bob Moog, inventor del sintetizador del mismo nombre. «Sacas inspiración, ideas para tus sesiones o tus producciones, para tu música. No es como una charla, es un formato más íntimo donde es más fácil preguntar o irte a un estudio».

Esto último lo refrenda Astroboyz «estas todos los días con gente afín artística y musicalmente. Mis profesores fueron Flying Lotus, Kieran Hebden (Four Tet) o Morgan Geist, gente a la que realmente admiraba». En ese contexto es fácil tirarles de la manga y llevártelos al estudio para enseñarles qué haces «te ayuda muchísimo, ver su cara o sus reacciones al escuchar tu música. Te dan mil vueltas en años de experiencia y eso ayuda mucho».

A Astroboyz Víktor, actualmente en el departamento de cultura de Red Bull, lo define como un productor que evolucionó desde el House a sonidos más complejos. Este coruñés empezó en la música electrónica después de descubrir el software de producción musical en la escuela de imagen y sonido de Vigo, tras haber militado en grupos punk y hardcore. Sus primeros Eps se publicaron en netlabels de la zona de Vigo como Tres catorce, Parafuso o Teorema, para después pasar al sello House Café Music de Coruña. Su periplo le llevó a vivir en Madrid y después seis años en Barcelona, donde publicó con Melodram Records. Fue escogido con otros sesenta participantes entre 12.000 solicitudes en 2013, cuando se decidió a enviar su solicitud tras pasar por una miniacademy a nivel español. El paso por la Academy le facilitó actuar en el Boiler Room de NY o en el Electrosnow de Andorra. Ahora ha vuelto a Madrid y su último trabajo el 12" Pianobatacazoo está editado por Struments Records. Abrirá el sábado el escenario Sonar Dome a las 12:00 con un live de 50 minutos ante el que se ve «con cierta responsabilidad e ilusión. Es el el festival por antonomasia de electrónica en España y Europa, quizás el más importante del mundo»

Para definir a Arufe, Víktor Flores parafrasea a Siniestro Total: «el Mc más descarado al otro lado del telón de Gredos» . El se ve «Como un músico. Como una estrella de rock, no por lo de las fiestas con chicas en el hotel, si no porque hago lo que me da la gana y al que le guste bien y si no que escuche otro disco. Siempre me he fijado en Bowie, ha hecho lo que ha querido y vende millones de discos». Participó en un Basecamp de Redbull en Madrid y a raíz de aquello le llegó la invitación para actuar. «También creo que influyó el Ep que he sacado ahora (Dinosaurio) porque creo que es bastante arriesgadillo y encaja bien en el festival.

Lo enfoco con ilusión, llevaba tiempo con ganas de actuar en Sónar». «A raíz del Basecamp entré en contacto con músicos que hacían electrónica y empecé a experimentar más. Entré en contacto con otra escena en la que me veía más reflejado que en la que me metían hasta el momento, que era la típica de hip hop en español en el que nunca me había sentido que calase». Esta apertura a sonidos más innovadores y hacia la electrónica, más de vanguardia es la que le ha llevado a colaborar en un tema con la también gallega Bflecha en el tema Mundo Bizarro, recogido por la revista Time en Mayo como una de sus once recomendaciones a nivel mundial. «Fue una colaboración muy natural, que surgió en el Basecamp. Gente que conocía mi música ha llegado a ella a través de Bflecha que tiene un público más global. Ahí es donde me quiero situar».

Está preparando su nuevo disco para este 2014 precisamente dentro del sello/colectivo Arkestra, al que pertenecen también la citada Bflecha o Mwëslee. Este colectivo ha sacado alguno de los trabajos más interesantes del panorama estatal y Arufe se deshace en elogios hacia ellos «lo que han hecho estos años es una labor de amor por la música 100%, les he seguido los pasos porque son lo que a mí me representa como músico. Trabajar con ellos es un sueño cumplido». No se quiere encasillar en su sonido, definido como hip house, con referencias pop a la cultura de masas de finales de los ochenta y los noventa «no va a tener nada que ver con Dinosaurio, va a ser un sonido nuevo, bastante diferente a todo lo que he hecho. La esencia va a aestar ahí pero no tan grotesca, más matizado»

El Viernes estaráa De 13:30 a 14:15 con Judah (el dj que le acompaña) y estando Bflecha en el festival no se descarata que pueda caer alguna sorpresa.

Sobre Bflecha también unas palabras de Víktor Flores: Ha hecho uno de los álbumes más redondos de la electrónica nacional: retrofuturista, elegante y muy personal

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

La otra academia musical