Oscars 2014: El sabor mexicano de «Gravity» y Cuarón

«No es la solución para el cine nacional, ni mucho menos», dice Jorge Sánchez, director de Imcine


La posibilidad de que la película Gravity y su director, el mexicano Alfonso Cuarón, ganen mañana el Premio Oscar mantiene a la expectativa a los mexicanos, aunque para muchos no sería, en realidad, un premio para el cine de su país.

Si gana el Oscar Cuarón será la primera vez que un cineasta mexicano obtiene la estatuilla en esa categoría. La cinta, hablada en inglés y rodada en Londres, tiene además fotografía del mexicano Emmanuel Lubezki, también nominado al Oscar, y está escrita por Cuarón con su hijo Jonás.

A pocas horas de que se lleve a cabo la ceremonia del Oscar en el teatro Kodak de Los Ángeles, las opiniones se dividen.

Hay quienes apuntan, con razón, que Gravity, que tiene diez nominaciones, no es una película mexicana, pero también quienes consideran que Cuarón ya no es un cineasta mexicano.

«Está nominado por una película gringa. Bien por él, pero se fue», dijo a la prensa el recién galardonado con la Medalla Bellas Artes de México, el cineasta mexicano Arturo Ripstein (Profundo carmesí).

Para los cinéfilos de México sería un orgullo que ganara la codiciada estatuilla un mexicano que se consideró alguna vez «un indocumentado de lujo». Nadie espera, sin embargo, que esto signifique un empujón para la industria cinematográfica local.

«Ojalá gane el premio Oscar y estamos deseando que así sea», dijo a dpa el director del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), Jorge Sánchez. «No es la solución para el cine nacional, ni mucho menos, pero esos éxitos son significativos».

«Los premios forman masa crítica»

Sánchez, responsable de las políticas sobre cinematografía en México, opinó que los premios siempre ayudan, «ya sean el Oscar, la Palma de Oro en Cannes, el de Berlín, Toronto, o premios de (festivales locales como) Guadalajara, de Morelia o Acapulco».

«Los premios forman masa crítica, generan un interés por un cine nacional», agregó el director del Imcine.

Pero, ¿qué deja a la identidad del cine mexicano una película hablada en inglés? «Nada», consideró el líder de la Sociedad Mexicana de Directores y Realizadores de Obras Audiovisuales, Víctor Ugalde.

«Es un premio que se entrega en Estados Unidos, para películas de habla inglesa y le puede ayudar mucho a Cuarón, lo cual está perfecto», dijo.

No obstante, recordó que Cuarón, como Lubezki -su fotógrafo de cabecera- «se fueron de este país por falta de oportunidades, de apoyos, y su talento hizo que pudieran filmar y tener este tipo de reconocimientos».

El portavoz de los cineastas de México confió, de todos modos, que la nominación y el posible Oscar ayuden a promover el talento mexicano en el cine.

«Tenemos como 200 talentos sólo en Hollywood y como 150 trabajando en Europa, lo que necesitamos son condiciones en el país para poder trabajar», declaró.

En las últimas dos décadas, muchos cineastas, actores y técnicos mexicanos han emigrado a Hollywood. Es el caso de la actriz Salma Hayek o de cineastas como Luis Mandoki, Guillermo del Toro y Alejandro González Iñárritu.

Aun así, y aunque el Oscar tenga sabor mexicano a medias, en la tierra de Cuarón sus compatriotas cruzan los dedos y confían en que logrará llevarse el dorado galardón, nunca antes ganado por un director latinoamericano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Oscars 2014: El sabor mexicano de «Gravity» y Cuarón