La bomba de Sada era una boya

La Guardia Civil identificó lo que se creía un artefacto explosivo hallado en una finca de Tarabelo

La bomba de Sada era una boya La Guardia Civil identificó lo que se creía un artefacto explosivo hallado en una finca de Tarabelo
C. A.
SADA / LA VOZ

Miselino Toribio y Esperanza Posse, una pareja de jubilados residente en la aldea sadense de Tarabelo, se vieron alertados el pasado domingo sobre las 12.30 horas al hallar en su finca lo que parecía un artefacto explosivo antiguo mientras arreglaban las hortensias.

El objeto tenía «forma de limón», pero mucho más grande y pesado, y se encontraba enterrado unos 30 centímetros en la tierra en una zona de hierba alta. Al no saber de qué se trataba decidieron consultar a unos vecinos y posteriormente procedieron a llamar a la Policía Local de Sada. Sobre las 15.00 horas una patrulla del servicio Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos, los tédax, acudió al lugar para revisar el elemento, procediendo a llevárselo para analizarlo. Fuentes de la Guardia Civil confirmaron que no se trataba de ningún explosivo, sino de una boya antigua de mar abandonada durante décadas.

La pareja vive en la casa, de construcción propia, desde que se jubilaron, hace unos 7 años. Antes tan solo pasaban allí los veranos y ambos afirmaron que nunca habían visto nada similar.

«Parecía una bomba, un dispositivo explosivo de la Guerra Civil... Preferimos avisar a la Policía por si acaso», declaró Miselino (75 años), que pasó 50 años de su vida residiendo en Londres. «Allí cada poco encuentran alguna bomba de la Primera o de la Segunda Guerra Mundial y enseguida desalojan a la gente de los vecindarios. Esto podría haber sido algo parecido», afirmó.

Esperanza (78 años) confesó haber pasado miedo y no quería «por ninguno de los modos» que dejasen el objeto en su parcela: «Nosotros pensamos: '¿Qué será o qué dejará de ser?' Parecía una granada o una bomba pequeña. Además los vecinos tienen hijos y, ¿quién sabe? Podrían haberle dado una patada o algo y a saber...»

Ambos quedaron aliviados al enterarse de que se trataba tan solo de una boya marinera, pero en ningún momento se arrepintieron de haber dado la voz de alarma.

En caso de encontrar un explosivo, proyectil, bote de humo, bengala de señalización o baliza, provenientes en su mayoría de la Guerra Civil, los pasos a seguir son no tocar el artefacto bajo ningún concepto, avisar a la Guardia Civil llamando al 062 y mantenerse a la espera al menos a 300 metros de distancia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

La bomba de Sada era una boya