Sada acoge al coro de Alejandro Sanz

Los niños, de una fundación de Uganda, pernoctarán en casas de 20 sadenses tras el concierto coruñés


sada / La voz

Alejandro Sanz actúa en A Coruña el martes y lo hará acompañado de un coro de niños de Uganda que apadrina, el Coro Safari de la Fundación Nizaru Daima, compuesto por casi una treintena de menores huérfanos o en situación de desamparo. El Coliseo coruñés no será la única escala de los pequeños en la comarca coruñesa, ya que los pequeños estarán alojados en Sada.

La noche del concierto, incluido dentro de la gira Sirope de Sanz, los integrantes del coro y los mayores que los acompañan dormirán en el Albergue de la Marina, después de que socios sadenses de la Fundación hiciesen gestiones ante el Concello para buscarles alojamiento. La ocupación del albergue con campamentos impide que se queden allí más días, por lo que, tras diversas gestiones, una veintena de familias sadenses los acogerán la noche del miércoles. El propio miércoles está previsto que los pequeños hagan una primera toma de contacto con las familias divirtiéndose en la piscina de Cerámicas do Castro, que este año se ha puesto al servicio de los vecinos de Sada, y que sean invitados a comer por el Concello, que también se ha implicado con su causa. Por la tarde, el Coro Safari ofrecerá un concierto en la plaza de San Roque.

La música como escape

Al día siguiente los pequeños emprenderán viaje hacia San Sebastián, donde continúa la gira de Alejandro Sanz, uno de los músicos que se ha comprometido con su proyecto, tras conocer la fundación que se ocupa de ellos gracias a su hermano. El cantante considera que la música «es una vida de escape total» para las situaciones a las que se han tenido que enfrentar estos niños y optó por subirlos al escenario para dar visibilidad a su proyecto. Otros músicos como Rosario Flores, Txarango o Terapia de Shock también son padrinos de esta formación de la localidad ugandesa de Entebbe.

Los pequeños buscan con su participación dar a conocer la fundación y conseguir fondos para su escuela-orfanato en el que viven 270 niños. Es un centro impulsado por Richard y Mama Debora, que «adoran la música y están convencidos de que la música sana el alma, y que las heridas emocionales del abandono, de los abusos, de la explotación o la violencia, son menos si se deja al corazón cantar», explican desde su web.

Con las actuaciones del coro lo que buscan es financiación para contar con material para mejorar su educación, ampliar los dormitorios para los que necesiten estar internos, reconstruir la cocina, construir y ampliar la escuela a secundaria y también para ayudar a un tutelaje musical del propio coro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Sada acoge al coro de Alejandro Sanz