Belén Debén: «Los tatuajes de cejas se han disparado por las mascarillas»

Loreto Silvoso
loreto silvoso A CORUÑA / LA VOZ

ELLAS

Belén Debén, propietaria de la tienda de cosmética orgánica Ladebén en A Coruña
Belén Debén, propietaria de la tienda de cosmética orgánica Ladebén en A Coruña EDUARDO PEREZ

«Viene mucha gente mayor con acné. Es el llamado 'maskné', causado por la mascarilla», avisa

28 mar 2021 . Actualizado a las 09:57 h.

A falta de sonrisa, buenas son miradas. El uso prolongado de la mascarilla ha hecho que ojos, cejas y pestañas cobren protagonismo entre los retoques estéticos de moda. Lo confirma Belén Debén (A Coruña, 1968), propietaria de una tienda de cosmética orgánica en la calle de la Torre.

-¿Se nota el efecto de la mascarilla entre su clientela?

-Sí que lo noto. Ahora hay clientes que llegan con mucho acné, porque la piel no respira. Debido a la mascarilla, nos demandan mucha limpieza facial, porque el poro está taponado.

-¿Es el clásico acné juvenil o es otra cosa?

-Antes eran adolescentes los que venían con ese problema y ahora es la gente mayor. Es el maskné, causado por las mascarillas. Son personas que vienen con eccemas o con granitos, porque la piel se engrasa más.

-¿La mirada ha cobrado un mayor protagonismo?

-Sí, es una pasada. Los tatuajes de cejas se han disparado por las mascarillas. Yo colaboro con Vanesa Leao, que es muy buena y muy conocida aquí.

-¿En qué consiste?

-Primero se define el diseño de la ceja en función del ojo y después se hace el microblading, que es como un tatuaje en la parte más superficial de la piel.

-¿Dónde quedó la micropigmentación?

-Eso es lo que se hacía antes y era mucho más agresivo. Ahora se utiliza esta técnica, que queda muchísimo más natural. Vas pelito a pelito. El microblading está muy de moda para potenciar el ojo, porque ahora la mirada es lo que más vemos.

-Se nos ha metido ceja y ceja.

-Bueno, la ceja es una parte muy importante del ojo, pero también el lifting y el tinte de pestañas. Eso también lo estamos haciendo mucho. Se trata de que levantas la pestaña.

-¿Cómo ha sido este año?

-Ha sido raro. Cuando empezó el confinamiento había mucha incertidumbre, pero volvimos a abrir en mayo y muy bien, la verdad. De repente, la gente salía a la calle y tenía ganas de cuidarse.