Vandalismo contra el patrimonio

El entorno del molino de Fonte da Balsa ofrece una imagen muy degradada

.

Culleredo / la voz

El molino de Fonte da Balsa es el principal elemento de patrimonio del paseo del río Trabe, en Culleredo, pero cuando se ha cumplido más de un decenio de que la zona fuera recuperada como espacio de esparcimiento, su estado vuelve a estar en entredicho, porque resulta un elemento inaccesible, que presenta una imagen de abandono, reforzada por el estado del mobiliario urbano del entorno, dañado por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento. Desde el Concello matizan que «o vandalismo xoga un papel negativo nesa zona, especialmente na chegada a Vilaboa». Los robos del motor instalado en el inmueble para bombear el agua al cauce y para que no invada el molino han sido constantes y, una vez más, permanece anegado, con el agua en espacios que deberían ser de paseo, generando una vegetación que impide contemplar incluso las distintas dependencias y que complica también la recogida de residuos. Además, frente al molino es visible el rastro de una hoguera, en un espacio situado junto a un puente de madera que ha perdido parte de sus piezas.

«O alcalde mantivo unha reunión coa conselleira de Medio Ambiente na que lle solicitou a limpeza do treito urbano do río Trabe, xa que é competencia autonómica e está pendente dun encontro para concretar os traballos, que confía que sexa en breve pola boa relación existente entre o Concello e Medio Ambiente», remarcan sobre las gestiones de José Ramón Rioboo, sin poner fecha para el arreglo del molino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Vandalismo contra el patrimonio