«Lo mío no entretiene a nadie»

Santiago Vázquez ganó la medalla de oro de la Olimpiada Matemática


Santiago Vázquez (Cambre, 2000) es un chaval que luce unos bonitos ojos azules y que se expresa con corrección pero sin alardes y con evidente timidez. Dice que lo suyo no es la lengua. Al fin y al cabo, es un genio de las matemáticas. Acaba de conseguir una medalla de oro en la reciente olimpiada matemática disputada en Jaén. Hablamos en una sala del colegio Maristas de A Coruña donde seguramente Santiago lo pasó peor que durante los dos días que le llevó lograr su medalla.

-Enhorabuena antes que nada, ¿cómo se encuentra?

-Muy contento porque han sido muchos años de trabajo. Llevaba dos años, desde que participé la primera vez, preparándome para esto. Lo trabajé muy en serio, leí muchos libros.

-¿Fue muy difícil?

-Fue difícil. La prueba se desarrolla en dos sesiones con tres problemas en cada una y con tres horas y media en cada sesión.

-Acabaría sacando humo por la cabeza...

-No. Yo disfruto mucho de esas horas. Siempre se quedan cortas. Nunca se llegan a terminar los tres problemas, así que siempre echas en falta una horita más.

-Ahora le tratarán sus compañeros con más respeto, ¿no?

-Pues no sabría decir. Yo creo que como siempre.

-¿Diría que este éxito está más vinculado a su trabajo o a un talento natural?

-Un poco de todo. Desde muy pequeño tuve mucho interés por las matemáticas, un poco inculcado por mi padre, así que lo trabajé siempre. Y quizás también una especial habilidad a la hora de pensar.

-No sé si ha pensado que si esa especial habilidad, en vez de para las matemáticas fuera para el fútbol, ya estaría ganando mucho dinero.

-Sí lo he pensado. Pero es que el fútbol entretiene a mucha gente y lo mío no entretiene a nadie. Mire, yo estuve en un programa de la USC que éramos 20 personas de toda Galicia y recibió críticas por ser elitista. Esto en un equipo de fútbol no pasaría. Un equipo con los mejores futbolistas de Galicia sería aplaudido por la gente, no criticado.

-¿Cómo se ve dentro de veinte años?

-Yo lo que quiero es dedicarme a la investigación matemática. A la teoría de los números, si es posible. Así que me veo investigando en alguna universidad por ahí.

-A los matemáticos siempre les hago la misma pregunta, pero es que no puedo resistirme: ¿por qué a los demás nos gustan tan poco?

-Yo, en cierto modo, lo entiendo porque si conociera solo las matemáticas que se dan en el colegio, seguramente tampoco me gustarían. Pero yo sé que hay mucho más. Es un mundo enorme. Cualquier persona que hubiera profundizado más en ciertas cosas podría apreciar que, detrás, hay algo bonito. No diré que todo el mundo querría ser matemático, pero sí que se podrían apreciar mejor.

-¿Se considera un chapón?

-No, mis notas tampoco son increíbles, más allá de las matemáticas y las ciencias. Es más, estudio menos de lo que debería.

-¿Qué es lo que se le da peor?

-Lengua castellana y galego.

-No estará muy preocupado por la selectividad.

-Un poco, sí. Tengo una oferta para estudiar en Oxford, pero me cogen si consigo un 12,6.

-¡Oxford! Estará empezando a practicar piragüismo.

-Aún no, pero me gustaría, sí.

-Siendo un genio de las matemáticas ¿se liga más?

-No sabría decir. Yo, desde luego, no lo he utilizado.

-¿Tiene novia?

-Sí.

-Vale, ya entiendo la respuesta anterior. ¿Qué opina del botellón?

-Hummm.

-No me refiero solo a beber, sino más bien a la liturgia de reunirse en un espacio abierto con amigos, etcétera.

-Hombre, divertido, es.

-Cuando tiene tiempo libre, ¿qué le gusta hacer?

-Hago matemáticas en mi tiempo libre. Tengo un encerado en mi habitación y resuelvo problemas.

-¿Le gustan las consolas?

-No tengo. De pequeño quería, pero mis padres no me la compraron. Ahora no me interesan. Me gustaban los cubos de Rubik.

-¿Tiene alguna marca?

-El de tres capas [el más conocido] llegué a resolverlo en 14 segundos.

-¿Redes sociales?

-Las tengo todas, pero no soy muy activo. Más bien, entro y miro. Las que más uso son Instagram y Twitter.

-¿Le gusta el fútbol?

-No, nada. El único partido que vi con gusto fue la final del Mundial que ganó España.

-Dígame a quién conoce de estos nombres: Gonzalo Caballero, Luís Villares, Bea Mato, Ana Pontón.

-A ninguno.

-¿Se haría un tatuaje?

-Antes decía que no, pero ahora, tal vez uno pequeño.

-Una canción.

-No sé, alguna de Taburete.

-¿Qué es lo más importante en la vida?

-Ser feliz.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
18 votos
Comentarios

«Lo mío no entretiene a nadie»