Cuidado con esa colilla

Parcelas con hierba seca se multiplican por la transitada columna vertebral de la comarca


Bergondo / La Voz

La última ola de calor ha teñido de amarillo muchas esquinas de la Nacional VI, la principal vía entre las carreteras convencionales en el área metropolitana. Por eso la lluvia descargada ayer puede considerarse dos cosas totalmente opuestas: por un lado, las precipitaciones dificultaron la circulación de vehículos e incluso pusieron su grano de arena en los accidentes registrados. Pero, por otro lado, también evitaron algún potencial incendio, tal es el polvorín aflorado a ambas orillas entre A Coruña y la comarca de Betanzos.

El ayuntamiento de Bergondo concentra algunas de las parcelas más secas junto a esta carretera de Fomento. Guísamo, Raxás y el entorno del polígono se erigen así en lugares inflamables y la experiencia municipal demuestra que de vez en cuando se cumplen los temores, como hace dos años junto al club Olimpo. De aquel episodio se aprendió hasta tal punto que este año la finca asoma casi totalmente rasurada. «Todas las Administraciones nos acabamos metiendo de alguna manera en las propiedades privadas para limpiarlas para evitar estos casos de riesgo», explica la alcaldesa de Bergondo, Alejandra Pérez, un municipio donde los bandos de recomendación de limpieza de fincas han dado paso a las cartas particulares conminando a la limpieza bajo amenaza de multa. «Si tenemos identificado a uno o varios propietarios las parcelas se acaban limpiando, el problema es cuando pertenecen a herederos de tercera o cuarta generación y que están en el extranjero,... esas dan problemas todos los años», explica la alcaldesa.

 Con ella coincide el edil de Betanzos, Antonio Vázquez Lorenzo. «Todo o ano estamos a facer requerimentos, pero agora, na época estival, é cando máis se intensifican as notificacións», indica. También están a punto de caramelo incendiario las medianas de la carretera en el tramo de Perillo o en las glorietas del cruce de Ferrol, cerca de Guísamo. En estos casos, como los de fincas ubicadas en cruces o desvíos de tramos, la maleza no solo genera un peligro de incendio, sino que también es un grave obstáculo para la visibilidad de los conductores.

Además del riesgo de incendio la maleza genera también problemas de visibilidad

En la comarca llama especialmente la atención el estado de la maleza cerca de la casa consistorial de Coirós: hierba alta, seca y al límite del asfalto. Lo grave de este caso es que a muy pocos metros se encuentra una gasolinera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cuidado con esa colilla