Una niña de 11 años dio la pista para descubrir el cadáver de un anciano solitario

Emiliano Mouzo A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Eduardo Pérez

El hombre, que pudo morir hace tres semanas, se encontraba postrado en la cama de su piso de Monte Alto

27 abr 2021 . Actualizado a las 20:56 h.

Los bomberos del parque de A Grela descubrieron el domingo a un hombre de avanzada edad muerto en una cama de su piso. El hallazgo se produjo minutos antes de la nueve de la noche en el barrio de Monte Alto. A falta de la autopsia, todo apunta a que la víctima llevaba unas tres semanas muerta, y se cree que el óbito se produjo por causas naturales.

Fue la sospecha de una niña de 11 años la que alertó de la posibilidad de que al hombre pudiera haberle ocurrido algo. La niña vive en un edificio frente al que ocupaba el fallecido, «y la habitación de la pequeña da justo a las ventanas de la vivienda del señor», indicó la madre de la menor. Sobre la una de la tarde del domingo, la pequeña le dijo a su madre que su vecino de enfrente «llevaba mucho tiempo sin abrir las persianas». La mujer le preguntó a qué se refería, y la niña le dijo que el hombre solía abrirlas todos los días, «y que muchas veces la saludaba y se quedaba mirando para ella, pero que ya hacía muchos días que no lo hacía».

La mujer llamó a la Policía Local. El agente le preguntó sí conocía al vecino, si sabía su nombre, si tenía familia, «pero, a pesar de los diez años que llevamos viviendo aquí, no teníamos relación con el señor». En el barrio poco sabían de él más que vivía solo en un piso de un edificio sin más vecinos, que apenas se relacionaba con nadie y que, con frecuencia, se le veía asomado a la ventana lanzando arengas.