Lucía Canabal: «A las mujeres nos cuesta mucho pedir aumento de sueldo»

Loreto Silvoso
loreto silvoso A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

MARCOS MÍGUEZ

La organizadora de eventos y exconcejala triunfa como «coach» de liderazgo femenino «online» con un proyecto propio

04 abr 2021 . Actualizado a las 22:45 h.

Esta podría ser una entrevista sobre lo duro que ha sido el año para Lucía Canabal. Podríamos contar, por ejemplo, cómo el covid afectó severamente a su padre o cómo se las arregló con las 25 bodas y las 30 comuniones que la pandemia le obligó a cancelar en el Pazo do Río. Sin embargo, la coruñesa se presenta radiante a la entrevista y saluda como en sus webinars de liderazgo femenino: «¡Hola, mujer maravillosa y auténtica!», exclama.

-Ya está bien de tener miedo.

-No hay liderazgo de éxito sin una autoestima equilibrada. Tenemos que creer en nosotras.

-Dígale eso a una mujer que cobra menos que su compañero de trabajo o que ve cómo al otro lo ascienden y a ella no.

-Pero ¿esa mujer ha pedido ese ascenso o esa subida de salario? Es que a las mujeres nos cuesta mucho pedir ayuda y nos cuesta pedir aumentos de sueldo.

-¿Pero por qué pasa?

-Porque no nos sentimos merecedoras. A veces, no sabemos cómo pedir las cosas. Internamente, tenemos una mentalidad de patriarcado. Creemos que podemos con todo y no podemos.

-¿Somos «superwoman»?

-Una directiva me dijo: «Ojalá hubiera más mujeres en puestos, pero es que no me lo piden».

-¿No me diga que ahora resulta que la culpa es nuestra?

-Nos instalamos en la queja: «Mi marido es un jeta», «en casa tengo que hacerlo todo yo»... Te quedas en ese círculo vicioso y no sabes cómo salir de él.

-¿Cuál es la solución?

-Contratar a una mentora y tratar de salir de ahí. Es que, en la vida, te puedes reprogramar, pero hay que tener las herramientas. Yo hice un máster en programación neurolingüística y para mí fue un antes y un después.