La factura de la luz

A mi compañía de siempre la había perdido en algún instante en medio de ni se sabe ya cuántas fusiones empresariales

Factura de la luz
Factura de la luz

El otro día me llegó la factura de la luz y, cuando fui a mirar, estaba de tercera en la lista Forbes de los recibos. Por un momento pensé en reclamar, pero cuando intenté recordar a quién me tenía que quejar, descubrí que ya no sabía ni a qué robot le tenía que implorar que me mandase marcar uno, luego dos y así hasta el Día del Juicio Final. A mi compañía de siempre la había perdido en algún instante en medio de ni se sabe ya cuántas fusiones empresariales.

Con esto de las fusiones de las compañías eléctricas pasa como con los bancos. De niño, como era un pequeño chapón, me daban una beca del ministerio y para cobrarla, tuve que abrir una cuenta en la Caja Postal de Durán Loriga. Cuando me di cuenta, yo ya no estaba en EGB, sino en la universidad y mi libreta ya no era de la Caja Postal, sino de un banco que además de juntar pasta había juntado tantas iniciales en su marca que resultaba impronunciable según en qué circunstancias. Si, por ejemplo, le hubiese tenido que decir el nombre de aquel banco a un taxista a las tres de la mañana de un sábado, podría haber acabado en cualquier sitio menos en la oficina principal. Lo mismo le pasaba a un amigo que vivía en Archer Milton Huntington, y cuando, ya algo rascado, pillaba un taxi de madrugada para volver a casa, muchas veces, en lugar de aparecer en San Roque, amanecía en la calle Washington, en Monte Alto, justo al otro lado del mar.

Lo de perder una empresa tampoco es algo tan raro. Recuerdo una viñeta de El Roto en la que aparecía un señor orondo dándole vueltas a un globo terráqueo:

-He deslocalizado mi empresa y ahora no recuerdo dónde la he puesto.

Y es que a las empresas a menudo les pasa lo mismo que a mi amigo: a veces van para San Roque y acaban en Monte Alto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La factura de la luz