Luis Díaz: «Uno lo tiraron porque no cabía un tráiler»

El fotógrafo compagina su faceta profesional con trabajos más personales, como la serie que ha realizado sobre los palcos de la música


a coruña

Especializado en fotografía de arquitectura, el coruñés Luis Díaz compagina su faceta profesional con trabajos más personales, como la serie que ha realizado sobre los palcos de la música.

-¿Por qué los palcos?

-Son diferentes capas de significado. Está la música, la arquitectura, la antropología... Es un homenaje a las verbenas y a la arquitectura sin arquitecto.

-¿Son como los hórreos, que cada zona tiene su estilo?

-Existen tipologías de palcos por zonas. Suelen diferenciarse por determinados detalles constructivos o adornos que se repiten. A lo mejor es porque se imitaron unos a otros o porque la persona que levantó uno, hizo varios.

-¿Cuáles son los rasgos que tienen en común?

-Todos están en el campo da festa, obviamente. Pero el campo da festa puede ser un campo de fútbol, una plaza, una carballeira... Depende de la localidad. Además, todos están elevados y todos tienen una parte abierta cara al público.

-¿Todos son cubiertos?

-No, todos no. Algunos tienen una estructura metálica para cubrir como con una tela provisional o un plástico, pero la mayoría están hechos de bloque, cemento y uralita. Como casi todas las construcciones del rural gallego. No deja de ser una parte más de esas edificaciones, muy similares a los galpones, por ejemplo.

-¿Aprovechó para documentar las veladas que albergaron?

-Con los vecinos aproveché para intercambiar información sobre en qué zonas cercanas había otros palcos. Y me contaban historias como uno que tuvieron que tirar porque no cabía el tráiler de la orquesta.

-¿La búsqueda continúa?

-Sí, yo cada vez que voy por algún sitio y veo uno, lo anoto y lo dejo para el día en que me apetece salir a hacer una ruta por la zona y fotografiar varios.

-Ya tiene más de cien palcos documentados, ¿ha llegado a estar obsesionado?

-Bueno, algo siempre hay que obsesionarse para hacer esto. Si no te obsesionas, no va [Risas]. Hubo una época en la que me lo tomé como algo más constante y a día de hoy, es algo que no me causa ningún estrés.

-Esto es la fuerza de una imagen. Cómo la mirada de un fotógrafo pone en valor algo así.

-Sí, un proyecto como este genera un conocimiento.

-¿Es una construcción autóctona?

-No. Por ejemplo en Cuba hay un montón y me encantaría ir un día allí a fotografiarlos.

-Algún galego levaríao para alá!

-¡Seguro, seguro!

-Somos muy de palcos.

-Sobre todo este año, que nos hemos quedado sin verbenas. El último que vi con una banda de gaitas dentro fue hace un año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Luis Díaz: «Uno lo tiraron porque no cabía un tráiler»