A Coruña

—Vamos a jugar, papá.

—Ahora no, Zoe. Estoy viendo en la tele las cosas importantes que ocurren en el mundo.

—Oh... ¿Hay cosas más importantes que jugar a la pelota?

Rick Kirkman y Jerry Scott ilustraron como pocos en una viñeta cuánto se pierde uno de lo que tiene al lado cuando no levanta la vista de lo que deslumbra. Enseñanzas para un mundo más ocupado en intereses que en prioridades.

Que los goles vuelvan a cantarse y el triunfo a celebrarse nada tiene de malo, ¿verdad?. Pero que para ello se ponga en peligro el aquí y ahora y el mañana parece, al menos, más que suficiente para la salida en tromba —todos a una y quien tenga honra que me siga, diría María Pita— para recordar que nada de todo esto es un juego y que no hay más división de honor que la de los 166 coruñeses muertos por el covid. Ellos ya no tendrán la oportunidad de volver a jugar a la pelota con sus nietos. Que no sean más.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Nada de todo esto es un juego