Mi reino por una piscina

Quien no la tenga a estas alturas, que vaya buscando otras alternativas


No queda ni una. La psicosis colectiva empezó en mayo, que fue cuando los coruñeses decidieron arrasar las existencias de comercios y proveedores para liquidar el remanente de piscinas. Y ya no hay forma de conseguirlas. Quien no la tenga a estas alturas, que vaya buscando otras alternativas. Y eso que el conformismo de los coruñeses en este asunto es muy reseñable: a muchos vecinos no les valió como excusa el «ya no quedan» y asumieron con deportividad la única adquisición posible: cualquier lavapiés de metro y medio que facilite la reclusión estival de este año. Dos metros cuadrados de jardín o terraza son más que suficientes para colocar la charca. Bañador estampado, un mojito… y a soñar con el Caribe sin moverse de casa.

Así que se nos ha ido un poco la mano con todo esto. Un poco… bastante. Ser responsable, precavido y riguroso con las medidas preventivas del coronavirus no significa que haya que pasar las vacaciones en el retiro monacal de la vivienda, sin contacto con el mundo exterior. Hay buenas soluciones sin necesidad de irse muy lejos. Será por playas en nuestra zona, por la posibilidad incluso de hacer algunos kilómetros -no muchos- para disfrutar casi en soledad de arenales espléndidos en los que es más fácil mantener la distancia social que quebrantarla.

En cualquier caso, este va a ser un verano raro, un verano en el que (los valientes) iremos a la playa con mascarilla, aunque luego nos la podamos quitar, un verano en el que en los arenales de la ciudad pasaremos por un arco de control de aforo con el que se intentarán evitar masificaciones, un verano en el que algunos chapotearán en su charquita de medio metro con la cerveza en una mano y la imaginación de paseo por cualquier cayo de Florida.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mi reino por una piscina