El 092 blinda Méndez Núñez frente al botellón, prohibido desde ayer

Eduardo Eiroa Millares
Eduardo Eiroa A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Sin jóvenes en los jardines, un pequeño grupo se trasladó con la bebida a la plaza de Vigo

31 ene 2020 . Actualizado a las 09:36 h.

Los jardines recibieron ayer la misma terapia que en su día se aplicó en la plaza del Humor para acabar con el botellón: carteles indicando que la zona está protegida -desde ayer el parque está catalogado como zona de especial protección- y policía para disuadir, que no multar, a los que allí se acercaran de seguir adelante. La acción hizo que la imagen este viernes fuese la de un espacio verde totalmente limpio y transitable.

De hecho, desde las diez y media de la noche los agentes empezaron a cerrar los accesos con precinto policial. En un primer momento un número discreto de efectivos se desplegó por el perímetro, pero después llegaron a coincidir hasta cinco coches patrulla. La instrucción no era multar, sino avisar.

La otra orden era impedir que el cierre de Méndez Núñez diera pie a la organización de «micro botellones» en otros lugares improvisados por las pandillas que tenían planes en el parque y se lo encontraron cerrado.