La cuesta de septiembre

La OCU cifra en 1.200 euros el coste medio de la vuelta al cole por alumno


Como cada comienzo de curso, las familias sufren su particular cuesta de enero en septiembre. El coste del regreso a las aulas concentra en este mes el grueso de las compras en equipamiento, material escolar y libros, a lo que se suman otros gastos extras, como matrículas, transporte, comedor o actividades extraescolares. Según el informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) el inicio de la actividad escolar supone un desembolso económico medio de 1.212 euros por alumno y curso.

La cifra, obviamente, fluctúa mucho en función de diversos factores y, al margen del presupuesto familiar disponible, resultan bastante determinantes en la factura final la etapa educativa y el tipo de centro (público, concertado o privado), al margen de si se necesita transporte o comer en el colegio.

La encuesta de la OCU refleja que, por ejemplo y siempre hablando de medias, el coste del curso por estudiante en un centro público se sitúa en 841 euros, mientras que en los concertados asciende a 1.856 y los que eligen la educación privada abonarán algo más de 4.000 euros entre los meses de septiembre y junio.

Para empezar, el gasto más importante para la inauguración del año académico es en libros de texto, con un precio que, además, aumenta a medida que se asciende en etapa. Así, la OCU calcula en su informe que en educación primaria y secundaria los manuales salen por 201 euros, mientras que en bachillerato suben a 300. A ello ha de sumarse el material escolar, de 83 a 100 euros, y, en su caso, el uniforme, que sale por 150 euros de media. Quienes no lo usen, no gastarán menos, probablemente, en equipar de ropa y calzado al escolar para el invierno.

Elegir entre una mochila u otra puede tener una variación en el gasto de unos 20 euros. Por eso, durante estos días muchos padres analizan cuidadosamente qué material adquirir para completar el equipamiento escolar de sus hijos de cara al inicio del curso educativo.

Porque aunque el material sea «igual» para todos los alumnos de la clase, lo cierto es que puede ser tres veces más caro si se opta por artículos de gama media frente a la barata, y hasta ocho veces más si se prima la calidad y la marca. Además de las ayudas ofrecidas por Cáritas, Servicios Sociales y Cruz Roja también tienen espacios propios para recibir donaciones de material por parte de particulares, así como algunas AMPA, y a veces se organizan campañas como la de Carrefour con la Cruz Roja. En el caso de no optar a ninguna, los padres invertirán como mínimo 40 euros para obtener las herramientas básicas de los cursos de los más pequeños: archivadores, libretas, estuche, lápices de colores, rotuladores y por supuesto la mochila. Para los de primaria, el coste difícilmente bajará de 50 euros porque a lo anterior hay que añadir la calculadora, el compás, típex, bolígrafos, la flauta y hasta subrayadores. Y si el alumno es de secundaria tampoco ahorra mucho, por lo que es poco probable que el coste sea inferior a 35 euros por la adquisición de la calculadora científica, folios o libretas de mayor tamaño, además del estuche, lápices, bolígrafos y subrayadores.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cuesta de septiembre