Más de 2.000 multas erróneas por el fallo de la cámara del Parrote

El alcalde solo ofrece a los afectados presentar alegaciones para evitar el pago


A Coruña / la voz

Durante 19 días la cámara de control de tráfico del Parrote -la que multa, con la de la Marina, a quienes acceden sin permiso a la zona peatonal- sancionó a todos los coches que salieron del aparcamiento del Parrote siguiendo las indicaciones correctas, es decir, girando en Puerta Real hacia el hotel Finisterre por el paseo de la Dársena.

El regidor, Xulio Ferreiro, explicó ayer, después de que La Voz avanzase el problema, que el dispositivo multó indistintamente a todos los que pasaron frente a ella entre los días 14 de abril y 2 de mayo. Desde la empresa que gestiona el aparcamiento -y a la que no dejan de llegar clientes a pedir papeles y explicaciones- indican que la cifra diaria de coches que se registran supera el centenar, es decir, en torno a las 2.000 sanciones, todas ellas impuestas erróneamente a personas que acataban la normativa en ese punto de la ciudad.

El sistema de control funciona de la siguiente forma: la empresa, también con cámaras, registra las matrículas de los que salen del párking y facilita a diario el listado al Ayuntamiento para que este cruce esos datos con los del dispositivo del Parrote y borre de la nómina a los usuarios del subterráneo. «Parece ser que ese informe non chegou á concellería entre os días 14 e 2, non entrou no servidor, estase a comprobar por que», dijo ayer el regidor, Xulio Ferreiro, sobre el caso.

El fallo, en todo caso, no es achacable a la empresa -serían sus clientes los multados-, en la que revisan el sistema informático varias veces al día, en cada turno de trabajo, para evitar posibles problemas.

Es más, muchos usuarios están pasando por allí a buscar un certificado del registro que guarda el subterráneo de esos días. El hecho de que lo puedan emitir, indican en la compañía, demuestra que se guardaron, como siempre, los datos de los vehículos.

El problema para los multados es que pese a que no incumplieron ninguna norma, las sanciones impuestas tampoco serán purgadas automáticamente. «As persoas afectadas poden alegar e non terán ningún problema», indicó el regidor. Sí lo tendrán los que, por desconocimiento, pagaron las sanciones para beneficiarse del descuento del 50 % (50 euros) por pronto pago. «Calculo que lles será máis complicado», dijo el alcalde.

En todas las multas, el pago de la sanción implica la aceptación y la renuncia a presentar alegaciones. El asunto está causando una gran confusión entre muchos multados, que no saben a dónde ir para reclamar. Hay un caso de un vecino al que le llegaron un mes y medio después de aquellos hechos, 12 sanciones juntas.

Han de acudir primero al párking a buscar un certificado y después al Ayuntamiento, pero muchos no tienen claro a qué dependencias y los hay que han pasado por María Pita, la estación de autobuses y la Casa del Agua a buscar soluciones.

«En las multas viene cómo alegar, pero no dónde, eso sí, viene muy bien cómo y dónde se puede pagar», lamenta un afectado al que ayer llegaron dos sanciones y que cuenta con recibir muchas más.

«Voy a tener que perder el tiempo y quitárselo a mi trabajo para resolver esto»

Las críticas a los errores con la cámara municipal se multiplicaron ayer, tanto en la web de La Voz como mediante llamadas de afectados por las sanciones impuestas por el dispositivo. Jesús, que emplea el aparcamiento subterráneo a diario porque trabaja en la zona, recibió ayer las dos primeras sanciones, y cuenta con que le lleguen bastantes más, como mínimo una por día. «Y ahora voy a tener que perder el tiempo y quitárselo a mi trabajo para resolver esto, ¿voy a tener que ir a alegar por cada multa que me vaya llegando? ¿A dónde? Porque el papel no dice dónde hay que hacerlo», se quejaba ayer en conversación telefónica.

«¿Por qué narices no ponen una barreras y nadie se confunde?», apuntaba un lector en la web de La Voz, donde también aparecen otros comentarios de carga más política: «Si esto lo hiciese otro partido le llamaría fascista y habría manifestaciones». 

Los turistas multados

Otro sugería «una barrera o un semáforo en rojo y un dispositivo como los de las autopistas para regular el tráfico» y otro más se preocupaba por un problema que los vecinos, aún con problemas, podrán resolver -si no pagaron- pero que los visitantes tendrán mucho más difícil solventar: «Lo que es indignante es la gente que viene de fuera y se va con multas», apunta. Turistas y usuarios del Abente y Lago que emplearon al párking recibirán también esas sanciones. Los que no se enteraron de que les llegaron por un error de la máquina acabarán pagándolas cuando ellos no cometieron ningún error.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Más de 2.000 multas erróneas por el fallo de la cámara del Parrote