«Ser genial es un don, no algo aprendido»

Arranca hoy en la Fundación Barrié el ciclo de conferencias «La era de los genios. De Miguel Ángel a Arcimboldo»

.Francisco Calvo Serraller
Francisco Calvo Serraller

El profesor de Historia del Arte Francisco Calvo Serraller abre esta tarde, a las 20.00 horas en la Fundación Barrié el ciclo de conferencias titulado La era de los genios. De Miguel Ángel a Arcimboldo. Esta actividad está organizada por la Barrié en colaboración con la Fundación Amigos del Museo del Prado e incluye conferencias todos los jueves de este mes.

-¿Qué es un genio?

-Es una palabra que significa la parte natural que tiene la persona humana, alude de una forma u otra a lo que aporta la naturaleza respecto a lo que se aprende. Lo genial es cuando uno tiene un don que no tiene que aprenderlo, ni estudiar, sino que lo tiene de forma espontánea y rompe los moldes establecidos.

-¿Y en el arte?

-En el mundo artístico el genio tiene mucha miga. Los griegos tenían la concepción del arte basada en la belleza, no era subjetiva, sino una concepción matemática, un canon. En el siglo XVI, con el descubrimiento de América y la división del cristianismo entre protestantes y católicos, el canon estético de la belleza sufre un estrés; la crisis es tan profunda que no rompe el patrón pero abre el camino de la subjetivación, que hace que ese canon pueda ser interpretado de forma más espontánea, abre un surco en el que aún seguimos.

-¿El arte es subjetivo?

-Cada vez se ha hecho más subjetivo, se aprecia que rompe lo establecido, que ya no es un canon y por eso cultivamos la personalidad de la genialidad, de romper con lo establecido. En la era contemporánea aparece una visión del mundo más amplia. Hasta el siglo XVI todo el mundo pensaba que España estaba en el fin de la tierra y se descubre que es el comienzo de otra tierra nueva, un horizonte multiplicado, de una longitud aterradora en cuanto a su dimensión. Había que ampliar los criterios también en el arte. Los genios empiezan a hacer cosas muy rompedoras, usan colores irreales en lugar de estar apegados a la visión más convencional, usan perspectivas imposibles, dejan suelta la fantasía y la creación.

-¿Es correcto decir que Steve Jobs era un genio?

-La revolución tecnológica es el arte de hacer que determinadas cosas cinéticas sean útiles, que era lo que hacía. El mundo de la investigación pura es un mundo de preguntas y la tecnología es pura respuesta que busca rentabilidad. La gente está ansiosa de respuestas, que es una simplificación, y las preguntas una complicación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Ser genial es un don, no algo aprendido»