Al mal tiempo, buena comparsa

Mucho ruido y grandes dosis de humor en una cita que arrancó azotada por la lluvia y el viento

Los placeros de As Cochiñas repartieron filloas entre los clientes.
Los placeros de As Cochiñas repartieron filloas entre los clientes.

a coruña

Nada más antitético que los disfraces de indígenas caribeños y ligeros de ropa, con sones de batucada brasileña, que la realidad meteorológica que se encontraron las comparsas en la Torre de donde salían en el desfile. Habían pedido mil veces que les cambiaran el recorrido, pero no hubo manera. El viento racheado se llevaba gorros y trozos de disfraces hasta que cedió la lluvia primero y después, al fin, el viento. Nada de ese inicio de fiesta desanimó a los Malandros, a los del Bosque Encantado ni a las gogós bailando dentro zapatos de tacón gigantes encaramados al techo de un coche. Tocaba divertirse y así fue, y sin en la Torre no había nadie para acompañar a los festeiros, la cosa se fue animando de camino a la plaza de España.

Otras actividades

El tradicional desfile celebrado ayer no fue la única cita con el carnaval en la ciudad. Hubo otras actividades igualmente vistosas, como la filloa de 25 metros que cocinaron por la mañana en Ikea, que se sumó también a la fiesta. También en la plaza de Lugo se vivió la jornada por la mañana en su lado más gastronómico. Los talleres infantiles de cocina se llenaron de pequeños chefs y dentro de las jornadas Lacónicas se repartieron 600 raciones entre los asistentes al ritmo musical de la comparsa Monte Alto a 100. Y de noche, foliada con Ardelloeixo. Ayer, al mal tiempo, se le puso muy buena cara.

crónica desfile de carnaval

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Al mal tiempo, buena comparsa