Los dos centros quieren mimos

El Ensanche y Cuatro Caminos piden políticas para realzar su comercio


A Coruña / la voz

Pese a ser el sexto con más vecinos de la ciudad (26.554) y el tercero con mayor densidad de población, el distrito 3 es el área coruñesa que más movimiento de personas registra al día. Ese entorno, que incluye el Ensanche y Cuatro Caminos, sigue poseyendo dos poderosos polos de atracción: el mundo financiero y el comercio. Desde los años setenta y ochenta comparten protagonismo con el distrito 1.

Sin embargo, la revalorización de ese comercio -titubeante en muchos casos por la crisis económica- es una de las principales reivindicaciones del Ensanche. Muchos pequeños comerciantes culpan al carril bus y la supresión de las plazas de aparcamiento de los constantes cierres en calles como Federico Tapia. Mientras, en viales históricos como Juan Flórez los se traspasa en los escaparates empiezan a ser demasiado habituales. «Es urgente un plan municipal del pequeño comercio, para que la gente siga viniendo a esta zona a comprar», sostiene Gerardo Crespo, representante vecinal del Ensanche.

En el lado positivo del sector destaca el impulso que ha supuesto la remodelación de la plaza de Lugo. Pese a ser muy discutida en su día, ha revalorizado completamente la zona. Las principales firmas de moda se disputan los locales y tanto los vecinos como los coruñeses en general han convertido el enclave en uno de los principales puntos de encuentro de la ciudad.

Equipamientos

En calles como Juan Flórez, Linares Rivas o Juana de Vega se paga el metro cuadrado a precio de oro, hecho que ha provocado un envejecimiento paulatino de sus residentes. Sin embargo, estos no cuentan con servicios que en otros barrios más modestos resultan básicos. «No tenemos ningún centro cívico», apunta Crespo, que subraya, además, la insuficiencia del centro de salud de la calle de Federico Tapia: «Está totalmente obsoleto y se podría unir al bajo de la Tesorería y tener así 700 metros cuadrados».

También figura entre la lista de demandas vecinales la eliminación de la doble fila, el ensanchado y remodelación de muchas aceras deterioradas y la construcción de un nuevo párking subterráneo. Desde la asociación vecinal se propone la plaza de Orense como lugar ideal, aunque Gerardo Crespo insiste en el proyecto que en su día presentó de peatonalización de Juan Flórez. Y, aunque señala al botellón, que les afecta en el plaza de Vigo y San Pablo, da por cerradas las molestias nocturnas de los locales after-hours.

Una asociación necesaria

En Cuatro Caminos también se mira con preocupación la proliferación de locales cerrados en calles como Fernández Latorre, Pese a las mejoras en pavimento e iluminación, se ha convertido en un no parar de bajos vacíos. El presidente vecinal, Juan Iglesias, tiene como objetivo relanzar la asociación de comerciantes. «Es necesario un interlocutor válido para comunicarse con el Ayuntamiento».

Cuatro Caminos quiere seguir siendo considerando el segundo centro de la ciudad. El poder de convocatoria de El Corte Inglés y el Centro Comercial Cuatro Caminos le dio ese carácter y ahora se ve con prudencia el comportamiento de la ciudadanía ante las nuevas áreas comerciales: «Creo que el comercio de aquí seguirá funcionando y que aquello será más para el fin de semana», sostiene Iglesias, que demanda un nuevo párking (se baraja la zona de San Pedro de Mezonzo) y la ampliación para su centro cívico.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los dos centros quieren mimos