Brandariz cumplió y el nacionalista Abel López Soto fue investido alcalde

«Prometo un goberno para todos, os que son de Sada e os que non», dijo el regidor entrante Ares no entregó el bastón de mando y defendió que el pazo de Meirás siga siendo de sus dueños


a coruña

En Sada el independiente de ASU, David Brandariz, cumplió su palabra y con su voto en blanco facilitó la alcaldía a la lista más votada, la encabezada por nacionalista Abel López Soto, que gobernará en minoría. Hubo traspaso de poderes, pero sin símbolos y a regañadientes, ya que el ex alcalde, Ramón Rodríguez Ares, ni llevó el bastón de mando. «No 2003 tróuxoo, pero non mo entregou, deixouno na mesa», recordó López Soto. Ares se hizo el remolón para dar la mano a su sucesor y antes de bajarse del estrado ya estaba criticando el discurso del nuevo regidor: «No voy a apoyar lo del pazo de Meirás, menuda chorrada. A ver donde tiene el Ayuntamiento dineros para pagar: no hay para pan, va a haber para estampitas», dijo y apuntó que la finca de los Franco «ya tiene dueños». A su lado, el candidato popular, José María Hernández Cochón, echaba más leña al fuego al tildar las promesas del nacionalista de «brindis al sol». Cochón prometió aguantar en la oposición y no escondió el mal trago que pasó al tener que anunciar -como miembro mayor de la mesa de edad- que la alcaldía era para el BNG. La otra cara de la moneda era un relajado Abel López Soto, con un socio emocionadísimo. Y es que al candidato socialista, Eduardo Díaz, se le saltaron las lágrimas en varias ocasiones, sobre todo cuando los vecinos ovacionaron al nuevo alcalde, incluso desde la calle, donde se quedaron muchos, porque Rodríguez Ares restringió la entrada a los primeros 70 de una larguísima cola que rodeaba la Ayudantía. La primera medida de López Soto fue remediarlo: «Se me permitides, antes de nada, vou pedir á policía que abra as portas e os deixe pasar», fueron sus palabras, que desde el público se contestaron con un «Benvidos á democracia», al que otro replicó: «Era moita hora». Ya con los pasillos del salón de plenos abarrotados -los asientos se rifaron para los más madrugadores, que se concentraron en la puerta desde horas antes del comienzo de la sesión, a las diez de la mañana-, López Soto repitió las claves de su programa; prometió que siempre primará el interés general y resaltó que gobernará «tanto para os que naceron aquí, como para os que decidimos vivir libremente neste Concello, porque nos gusta». El gobierno de Sada estará conformado por seis áreas: Educación, Xuventude e Deporte y Turismo e Medio Ambiente las llevarán los dos ediles socialistas. El resto -Facenda, Industria e Comercio, Urbanismo, Cultura e Benestar Social, Igualdade e Sanidade y Réxime Interior, Obras e Servicios-, el BNG.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Brandariz cumplió y el nacionalista Abel López Soto fue investido alcalde