Sobrevivir en un microclima hostil

Crónica | Los patos de Bens Las aves palmípedas del parque padecen las consecuencias de las últimas lluvias y de la falta de mantenimiento de su estanque


a coruña

Los patos del parque de Bens padecen su peculiar cambio climático a pequeña escala. Hace dos años, algunos vecinos que frecuentan regularmente la zona reclamaron al Ayuntamiento una solución a la falta de agua que padecían las aves. Entonces, en plena sequía, su estanque estaba bajo mínimos y apenas podían nadar. Ahora su problema sigue siendo el agua, pero por exceso. Las lluvias han llenado su océano particular y el islote en el que viven se ha convertido en un barrizal en el que sobreviven aquí y allá unas pocas hierbas grises entre las que apenas pueden guarecerse del viento. Incluso la caseta en la que duermen se ha desplazado a causa de la humedad del suelo. Por si fuera poco, el nivel del agua impide a los trabajadores del parque llevarles el alimento hasta los comederos. Y así llevan un par de semanas los patos, subsistiendo con lo que van encontrando y con las migas de pan que les arrojan los visitantes. Algunas personas comentan que el sumidero por donde el estanque evacúa el exceso de líquido debe de estar bloqueado. No es de extrañar: en la superficie flotan todo tipo de basuras; en el fondo, con lo turbia que está el agua, ni se sabe lo que hay. Un joven decía ayer que antes se realizaban labores de limpieza todos los meses. Ahora, parece que nadie se ha acercado en años a ese punto marrón en medio del verde que campa por todo el parque de Bens. Otra persona aseguraba que hace unos días había llamado a la Concejalía de Medio Ambiente para informar de la situación, ya que en el 2005, a la primera noticia que tuvo de la sequía, el Ayuntamiento obligó a la concesionaria del mantenimiento del estanque a solucionar el problema.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Sobrevivir en un microclima hostil