CONTENIDO PATROCINADO

Agua Alcalina: tendencia o salud


Estudios presentados en los últimos años por marcas como Alkanatur realizados por importantes universidades e instituciones científicas despejan toda duda sobre el ruido generado entorno al agua alcalina.

¿Es el agua del grifo un derecho cuando se va a los restaurantes? ¿Es mejor pedir entonces en ellos agua embotellada? ¿Existen otras alternativas?

Esta polémica empieza a cobrar de nuevo popularidad llegada una época en la que las comidas fuera de casa son tradición.

En realidad, solo en Castilla y León, Navarra y Baleares hay una ley que ampara al consumidor para que se le sirva el agua del grifo si lo pidiera, en el resto de Comunidades Autónomas de nuestro país, dependería de la simpatía o disposición de los establecimientos. ¿Se conoce eso a nivel usuario? En realidad, no, pero lo que está claro es que cada vez que se pide agua en un restaurante, hotel o establecimiento, se presupone que, más allá del vaso de agua puntual, se servirá agua embotellada

Lo que ya se ha demostrado es que no siempre el agua embotellada es de mejor calidad que la que sale por el grifo. Estudios como el que presentó la empresa gallega Alkanatur con la Universidad de Almería, ponen de manifiesto que existe una tercera opción, el agua ionizada, que sí mejoraría considerablemente la calidad del agua.

En sus conclusiones, se comenta que el uso de una jarra de filtrado de la marca Alkanatur, “produce la hidrólisis del agua por contacto con magnesio metálico, formándose una base (hidróxido magnésico) responsable de la alcalinización del agua (subida de pH). La alcalinización del agua se lleva a cabo por la lenta solubilización del hidróxido de magnesio provocando una mayor fortaleza básica de la solución (medida por la mayor pKa). A su vez se libera hidrógeno molecular en forma gaseosa, un gas reductor, que es el responsable de la caída del ORP hasta niveles muy negativos y por tanto incremento considerable en el potencial reductor o antioxidante del agua”.

Para demostrarlo, se realizaron diversos ensayos tomando como base aguas minerales de la marca Lanjarón y Neval (para que sus datos de partida fueran universales y no pudieran variar dependiendo del lugar geográfico, por ejemplo, en el caso del uso del agua del grifo) y el agua ultra destilada.

¿Por qué es entonces tan importante empezar a revisar la calidad de agua que se ingiere?

 Por la capacidad que tiene no solo a nivel hidratante sino también en los beneficios que aporta a dolencias como la acidez de estómago, por empezar por algún sitio.

Como se mostró gracias al estudio con la Universidad de Almería, la hidrólisis del agua y, por tanto, el incremento de las capacidades amortiguadora y neutralizante de acidez, mejora este padecimiento ya que, a partir de cierta edad, al cuerpo le cuesta mucho más conseguir neutralizar los residuos ácidos, lo que le obliga a usar la reserva de minerales alcalinos como calcio, potasio o magnesio, repercutiendo en el medio plazo en serios problemas como la osteoporosis y otras enfermedades

A esto se puede sumar, también que este tipo de agua alcanina de la Jarra Alkanatur Drops no contiene tampoco disruptores endocrinos (tóxicos presentes en la mayoría de las aguas embotelladas en plástico), capaces de cambiar el cuerpo a nivel hormonal y que empieza a cobrar cada vez más relevancia gracias a estudios como los que va realizando el Doctor Nicolás Olea desde la Universidad de Granada, quien hace ya casi una década comenzó su lucha contra el uso de Bisfenol A en ciertos productos infantiles por su relación directa con patologías tumorales.

Hora de hablar de Disruptores y radicales

En el caso de los disruptores endocrinos procedentes del plástico, tal como publicó en el estudio que realizó el Dr. Nicolás Olea, existen más de 800 tipos, siendo el Bisphenol A el más conocido, Ftalatos, Antimonio...son otros también muy conocidos, existen multitud de estudios demostrando problemas muy serios de salud como retraso escolar, infertilidad, problemas de Tiroides, cáncer, etc. (se recomienda para más información leer el libro del Dr. Nicolás Olea Libérate de Tóxicos editorial RBA)

El plástico de la jarra Alkanatur fue testado por la prestigiosa entidad dirigida por el Dr. Olea siendo el resultado final que está totalmente libre de disruptores endocrinos.

Con esto en mente, también es necesario hablar de otro mal de nuestro siglo: los radicales libres.

Estos son un denominador común en enfermedades contra las que aún hoy se sigue luchando y entre las que se encuentran el cáncer, los problemas cardiovasculares, la hepatitis o el parkinson, entre otros.

Gracias a otro estudio preclínico independiente realizado por Alkanatur en colaboración con el CITI de la Universidad de Vigo, denominado Estudio de Efectos Saludables de ingesta de Agua Alcalina, se consiguió demostrar que la ingesta continuada de agua alcalina ionizada consigue que los radicales libres desciendan, al igual que el estrés oxidativo de la catalasa del páncreas.

¿El desarrollo tumoral podría modificarse también con el agua?

También, en un estudio que se presentará próximamente, desarrollado por el CSIC - UAM (Consejo Superior de Investigaciones Científicas - Universidad Autónoma de Madrid) de mano de la Dra. María Monsalve (Científico Titular CSIC. Jefe de Grupo de Investigación del Instituto de Investigaciones Biomédicas “Alberto Sols” - IIBm) se preguntaba si los filtros Alkanatur permiten una limpieza del agua del grifo que restaura su equilibrio iónico natural, pero la pregunta es si esto nos va a ayudar en algo para demostrar su efectividad en el desarrollo de tumores.

En una carta, la Doctora Monsalve comparte que “Los primeros resultados los obtuvimos con los tumores primarios (hígado, pulmón y piel) y el resultado fue evidente nada más extraerlos del animal. Mientras que los tumores desarrollados en ratones tratados con agua Alkanatur estaban bien encapsulados, los de los ratones tratados con agua de grifo (el agua utilizada en dicho estudio era la del grifo de Madrid, antes de pasar por los filtros de la jarra Alkanatur y después de pasar por dichos filtros) eran altamente irregulares y hemorrágicos. Estas características apuntaban a que el organismo se había defendido mejor cuando tomaba agua Alkanatur, había contenido mejor el tumor primario y estaba en condiciones de prevenir mejor que las células tumorales salieran al torrente sanguíneo iniciando una metástasis” y concluye que “estamos acostumbrados a ver si tal cosa o tal otra empeora o mejora algo un poquito… Aquí no había poquitos, eran cambios muy dramáticos y claros, que evidencian la importancia del agua, de un buen agua en nuestras vidas”.

A todo esto hay que sumar el beneficio en el ahorro plástico ya que, Según la Comisión Europea, consumir menos agua embotellada en los hogares y centros, se podrían ahorrar hasta 600 millones de euros pero, sobre todo, reduciría drásticamente el uso de botellas que son una de las causas más comunes de los microplásticos como basura de mares y costas.

Conoce qué es la
factoría de contenidos
Votación
4 votos

Agua Alcalina: tendencia o salud