Un viaje propicio para asentar la idea de Monteagudo en el Lugo

El Reus es uno de los locales menos competitivos de la categoría


LUGO / LA VOZ

Mañana el Lugo comparece en Reus. Es el viaje propicio para terminar de fijar las ideas del nuevo técnico rojiblanco, Alberto Monteagudo. El manchego llegó casi sin tiempo para preparar al equipo contra el Levante en Copa. Quería más velocidad, defender hacia delante y tener más presencia en campo contrario. No pudo ganar contra un Primera, pero dejó buenas sensaciones sobre el verde.

Reus solo ha sido capaz de ganar un partido como local en su arranque liguero. Fue el último que disputaron, contra el Rayo Majadahonda (1-0), un equipo que hasta la fecha solo ha rascado tres puntos a domicilio. Los de Xavi Bartolo volvieron a perder la semana pasada. En Riazor los de Natxo González se quedaron los tres puntos gracias a los goles de Carlos Fernández y Pedro Sánchez. Son el peor local de la categoría, solo por delante de un Extremadura que con un partido más en casa (6) lleva un punto menos (4).

«Entiendo que la actitud en el campo es diferente», dice Tino Saqués valorando el primer partido con Monteagudo en el banquillo rojiblanco. El presidente del Lugo valora para los micrófonos de Radio Galega que «ya somos protagonistas en campo contrario, ya tiramos a portería, vemos un equipo alegre y creo que este año vamos a dar espectáculo». Abusar de un rival con problemas en casa será una buena manera de consolidar el cambio en el cuerpo técnico y, de paso, despachar a otro rival directo por la permanencia. Reus se mueve en la zona media baja, empatado a puntos como el Lugo (12).

«Estábamos con una puntuación que si la prorrateábamos a lo largo de la temporada nos dejaba en puntos de descenso», dice Saqués sobre por qué decidió relevar a Javi López. «Podemos dar un margen si vemos que las sensaciones son buenas, pero cuando no es así no queda otra que basarse en los resultados y las matemáticas no daban», resuelve el mandatario.

Monteagudo ya había estado en las quinielas del Lugo a principio de curso, pero el técnico estaba jugando la fase de playoff de ascenso con el Cartagena y los rojiblancos no podían esperar a que la fase terminase. Tras perder la oportunidad de llegar a Segunda por un gol en el último minuto, su oportunidad llega en forma de revulsivo para el banquillo del Lugo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un viaje propicio para asentar la idea de Monteagudo en el Lugo