Serge Leuko: «Lugo es el sitio perfecto para mí»

El lateral reconoce que está feliz con la ciudad, el club y los aficionados rojiblancos


El camerunés Serge Leuko es uno de los jugadores que tiene tras de sí una historia de superación con final feliz. El defensa del Lugo fue uno de los que llegó a España de mano de la Academia Samuel Etoo en edad cadete para formarse futbolísticamente en un equipo que disputó partidos amistosos. Su primer destino fueron los cadetes del Mallorca, desde allí pasó al Ciutadella y poco después al Valencia Mestalla, equipo desde el que llegó al Lugo. Primero jugó cedido en As Somozas y actualmente ya es uno de los futbolistas importantes del equipo y internacional con su país. «Etoo es mi padre futbolístico y en el Club Deportivo Lugo y en esta ciudad soy feliz», asegura.

-¿Qué recuerdos mantiene de su llegada a España?

-Nunca olvido que era Navidad y me llamó la atención tantas luces en la calle y el frío intenso de Mallorca.

-Qué significa para usted Samuel Etoo?

-Es mi padre futbolístico y la persona que me ofreció la oportunidad, tanto a mi como a otros compañeros, de jugar al fútbol, estudiar y formarme como persona. Siempre le estaré agradecido.

-¿Recuerda sus primeros momentos en Lugo y qué pensó?

-Por supuesto, fue un paso muy importante en mi carrera al llegar al fútbol profesional después de varias temporadas jugando en Segunda División B. Es una ciudad pequeña y perfecta tanto para mi como para mi familia. La comida solo puedo decir que es espectacular y estoy con mi novia que, además, tiene trabajo, por lo que todo es perfecto.

-¿Se siente un lucense más actualmente?

-Puedo decir sin dudarlo que me siento un lucense más, pero ya desde el primer momento que llegué al club. Encontrarte con gente como Manu en su momento, Pita o Seoane que realmente representan y te explican perfectamente lo que es la filosofía de este club ayuda muchísimo a integrarse.

-¿Qué le parece el cariño que le profesa la afición?

-La realidad es que desde que llegué y fui cedido al Somozas siempre me apoyaron, tanto a mi como a Mario Barco. La gente siempre estuvo pendiente de lo que hacía y de mi evolución y me entregó su cariño.

-¿Que supuso para usted llegar a ser internacional con la selección de Camerún?

-La primera vez supongo que será lo que siente cualquier chico que sueña con vestir la camiseta de su país. Gracias al Lugo conseguí llegar a la selección y participar en partidos clasificatorios para un mundial, un logro que me hace sentir realmente muy orgulloso.

-¿Cómo valora la temporada del equipo hasta ahora?

-De manera muy positiva. Nos costó arrancar, pero lo hicimos y mantuvimos una racha excelente. Luego es cierto que pasamos por algunos baches, pero el equipo siempre salió adelante amparado en tener las cosas claras en todos los aspectos y a mostrarse sólido. Ahora llevábamos varios partidos sin ganar, pero rompimos esa racha y esperamos recuperar las buenas sensaciones.

-¿El vestuario es una de las claves este año?

-Sin ningún género de dudas. Todos los días repito que en mi caso es como una familia, algo a lo que ayuda formar parte de un club que realmente tiene un carácter tan familiar. Contar con jugadores de tanto prestigio como Roberto, Juan Carlos, Pita o Seoane por mencionar algunos ayuda muchísimo a los jóvenes. La verdad es que para mi es un sueño estar en un equipo como este y en una ciudad tan familiar como Lugo.

-¿Qué supuso el triunfo ante el Granada?

-Era un partido muy complicado por la enorme calidad del rival y por venir nosotros de una racha negativa, pero una vez más ser valientes y atrevidos en casa nos dio los frutos deseados y nos permitió darle la vuelta a la tortilla. Ahora esperemos poder seguir en la misma línea en las próximas jornadas.

-¿Se siente importante en el equipo?

-Me sentí importante y valorado no solo esta temporada en la que estoy jugando más y ya en el primer equipo, sino desde el primer momento tanto cuando estaba cedido como cuando comencé a disputar partidos con el conjunto profesional. Estoy jugando mucho este año por desgracia como consecuencia de la lesión grave que sufrió un compañero, pero creo que estoy respondiendo bien a lo que pide el míster.

-¿Qué le parecieron las críticas a la defensa en un equipo en el que defienden todos?

-Tiene lógica que cuando las cosas no van bien se centren más las críticas en los defensas, esencialmente debido a que nuestros errores siempre se ve mucho más que los del resto. La realidad es que en este equipo el míster dejó claro que éramos un bloque y que todos teníamos que atacar y defender. Esta filosofía caló en el grupo y la estamos aplicando, en una plantilla en la que cuando las cosas van mal nadie mira para otro lado ni busca culpables y todos asumimos nuestra responsabilidad.

-¿Cómo ve lo que resta del campeonato de liga?

-Desde la primera jornada asumimos la idea de que únicamente vamos a pensar en lo que ocurra jornada a jornada y ahora mismo solo estamos pensando en el Córdoba. En abril o mayo ya veremos lo que podemos hacer y a partir de ahí si podemos soñar con algo importante o tenemos que conformarnos con objetivos más modestos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Serge Leuko: «Lugo es el sitio perfecto para mí»