Un filial para desatascarse en casa

El Lugo quiere volver a la senda de las victorias contra el Barça B


LUGO / LA VOZ

Cinco años lleva blindado el Ángel Carro contra los filiales. Únicamente un segundo equipo ha sido capaz de llevarse los tres puntos del estadio lucense desde la vuelta de los rojiblancos a la categoría de plata. Fue precisamente el Barça B, que hoy reta de nuevo a los de Francisco en su casa. Después de tres semanas sin paladear la victoria, el Lugo necesita doblegar a los de Gerard López si quiere volver a asomarse a la parte alta. La cita, esta tarde a las 20.00 horas.

Eusebio se sentaba en el banquillo rival cuando el filial del Barcelona se llevó los tres puntos de Lugo. Fue en la campaña 2012-2013 y los azulgrana vencieron por 1-2 con un doblete de Sergio Araújo. Desde entonces solo se ha escapado un punto más contra un filial a la vera del Miño, fue al año siguiente. El Real Madrid Castilla arañaba un empate con un gol de Raúl de Tomás en la segunda parte. Otros dos segundos equipos han desfilado por el Ángel Carro en los años siguientes y tuvieron que irse de vacío: Bilbao Atlético y Sevilla B. El filial del Barça volvió otras dos veces, pero regresó a Cataluña de vacío.

Hoy los culés arriban a Lugo en un gran estado de forma a domicilio. Aunque tropezaron la semana pasada en casa contra el Alcorcón en el Mini Estadi (0-1), hicieron que Tenerife (1-3) y Córdoba (1-2) doblasen la rodilla en sus campos con autoridad. A pesar de todo, solo un punto les distancia del descenso y la necesidad de alejarse les espolea. Su rendimiento es a domicilio el mismo que ante sus aficionados (15 puntos), algo inusual en la categoría y que les convierte hoy en un rival peligroso.

Aunque el duelo se presume muy diferente al de ida por los múltiples cambios en las filas rivales, los de Francisco tienen un dulce recuerdo del partido disputado en el Miniestadi. Tras un arranque algo problemático por la competición liguera, los rojiblancos dieron en Barcelona el salto definitivo para engancharse a la zona alta. Fue en la sexta jornada y era el tercer triunfo consecutivo tras superar a Albacete (0-1) y Zaragoza (2-1). Desde entonces los lucenses le cogieron el gusto a los puestos de privilegio y solo se descabalgaron cuatro jornadas. La racha de dos empates y una derrota que han cosechado en las últimas jornadas les ha dejado novenos, eso sí, a tres puntos del Oviedo (cuarto).

Volver a disfrutar de las mieles de la élite es uno de los objetivos del Lugo, que con tres puntos se quedaría a tan solo seis de los ansiados 50.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un filial para desatascarse en casa