El relato del obispo que legó la leyenda del monstruo vákner

antón pombo

FISTERRA

X. AMEIXEIRAS.

El historiador glosa los distintos estudios sobre la figura mítica que ahora quieren recuperar en Dumbría

24 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

En ciertas ocasiones se nos brinda la oportunidad reconstruir fragmentos de nuestra historia, o de nuestros mitos, por pura casualidad. Este es el caso del vákner, monstruo que supuestamente moraba en los montes que separan la meseta del Xallas y la costa de Fisterra, que se interponen en el Camino Jacobeo que de Santiago conduce al fin del mundo de los antiguos. La bestia tiene una presencia fugaz y enigmática en la documentación, y la única cita parece emerger desde la bruma, como una aparición al modo romántico, a través del relato odepórico de un peregrino armenio en las postrimerías de la Edad Media.

Nuestro romero, procedente de tan lejanas tierras, es el obispo Mártir de Arzendján, ciudad y diócesis de Armenia situada en la península de Anatolia -actual Turquía-, que emprendió su peregrinaje desde el monasterio de San Ciriaco de Norkiegh, donde residía, el 29 de octubre de 1489, prolongándolo hasta 1496 por Constantinopla, Venecia, Ancona, Roma, Constanza, Basilea, Fráncfort, Friburgo, Estrasburgo, Colonia, Aquisgrán, Flandes, Normandía, París, Tours, Poitiers, Bayona, Donostia, Portugalete, Santander, Santillana del Mar, San Vicente de la Barquera, Oviedo y Betanzos, desde donde alcanzó Santiago y el cabo Fisterra. Regresó del mismo modo por el Camino Norte, embarcándose en Getaria hasta Cádiz, de donde prosiguió su itinerario por el monasterio de Guadalupe, Sevilla, Salobreña, Granada, Jaén, Baeza, Úbeda, Chinchilla, Almansa, Xátiva, Alcira, Valencia, Barcelona, Perpiñán-, Milán, Génova, Orvieto, Montefiascone, Viterbo y Roma. En la capital del orbe cristiano se embarcó de nuevo para regresar a su patria, sin que indique más lugares de paso.

El viaje figura en un manuscrito armenio de la Biblioteca Nacional de París (Bibliotêque du Roi, 65), que resulta ser una compilación de varios rezos y relatos piadosos, elaborada en Constantinopla en 1684.