Los mil nombres del Monte do Pindo

El abandono del macizo llevó al olvido colectivo de gran parte de los topónimos de cada rincón de este lugar mítico


Recoger la toponimia del Monte do Pindo, en la actualidad, es una tarea difícil. Su total abandono hizo que sus últimos usuarios olvidasen su identidad. Por su extensión de unas 2.500 hectáreas, y que abarca parte de tres municipios, marca diferencias a la hora de referirse a él según sea entre los vecinos del interior o de la costa. Así, los de la parroquia de Arcos (Mazaricos) tienen como referencia O Castelo Grande para diferenciarlo de O Castelo Pequeno situado a unos 200 metros más al norte: lo usaban como un reloj de sol que marcaba con su sombra el mediodía. En cambio, los antiguos lugareños de la costa lo conocían como Xanquete y, más tarde, los pescadores, para situar sus lugares de pesca, le llamaban Castillo de Peñafiel, no Penafiel. Más al norte de este pico está A Fervenza del río Xallas, también denominado O Cadoiro (así lo llamó Fray Martín Sarmiento). Algunos le llaman erróneamente O Coadoiro, que quiere decir «colador» de líquidos.

Si seguimos por la franja de la costa, los únicos topónimos que se mantienen son los del litoral, muy conocidos por los pescadores. En torno a las aldeas hay miles de fincas privadas cercadas con muros de piedra, lo que hace pensar que en sus escrituras, si las tienen, estarán referenciado sus nombres o topónimos. En el Rego dos Muíños, entre los lugares de A Curra y Panchés, existen 17 molinos en un trayecto de 1,3 kilómetros. En la actualidad es casi imposible encontrar una persona del entorno que sepa identificar sus nombres. Antes de continuar, hay que aclarar que en este territorio existen algunos nombres genéricos que pueden dar lugar a confusión. Cuando nos hablan de «cova» se refieren a una depresión natural del terreno con forma de cráter, como: Cova Fixa, Cova das Xestas, Cova Oscura, etcétera. Si se refiere a «portela», es un paso estrecho natural usado por los animales y personas: Portela Ventosa, Portela Zacarías, Portela da Reina Lupa.... Cuando se habla de «moa» se refiere a una gran roca o varias juntas con formas ovaladas, como: Laxe da Moa (donde está el vértice geodésico), Moa de Porrúa, Moa do Freixo, Moa de Baixo... En la actualidad, están apareciendo en mapas y folletos turísticos nombres inventados por los senderistas, como: El Valle Encantado, O Xigante, EL Coloso, El Guerrero, etcétera., que cambian la historia. Para acabar, a este monte se le conoce de varias maneras: Monte Pindo, Monte do Pindo, Monte del Pindo, Pedregal, Pedragal, Olimpo Celta, Desierto de Piedras, pero de ellos, ¿cuál es el nombre oficial? En la cartografía oficial, correspondiente a la Hoja 93-III del Mapa Topográfico Nacional, está como «Monte do Pindo» y como todos los mapas, pasan por una comisión de nombres geográficos del Consejo Superior Geográfico y quedan incorporados a un fichero a nivel nacional e internacional.

En la ley 3/1983 sobre la Normalización Lingüística de la comunidad gallega, «El Pindo» está aprobado como «O Pindo», y el Seminario de Onomástica y Toponimia de la RAG opina sobre este topónimo que el antiguo poblado le dio nombre al monte. Pensamos por lo tanto que el nombre oficial es: «Monte do Pindo». Es de lógica, sirva de ejemplo: Ría de Corcubión, no «Ría Corcubión». Tengo que rematar diciendo que de unos 600 topónimos recogidos en años pasados sobre el Monte do Pindo, hoy en día sería una tarea casi imposible de realizar.

DNI: Modesto García Quintáns es cartógrafo jubilado del Instituto Geográfico Nacional, cazador y, asimismo, un gran caminante.

«Su extensión marca diferencias a la hora de referirse a él según sean vecinos del interior o de la costa»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los mil nombres del Monte do Pindo