Barbanza registra una avalancha de solicitudes del ingreso mínimo

Los departamentos municipales de Servizos Sociais también reciben consultas


Ribeira / la voz

El plazo para solicitar el ingreso mínimo vital (IMV) se abrió el pasado 15 de junio y en apenas cuatro días eran más de 212.000 las solicitudes que se habían tramitado en todo el Estado, una avalancha de peticiones a la que no es ajena la comarca. No existen datos oficiales sobre el número concreto de expedientes iniciados por vecinos de Barbanza porque solo pueden tramitarse a través de la página web, pero en el Instituto Nacional de la Seguridad Social constatan que el volumen es muy elevado, entre otras razones porque el grueso de la atención que se está prestando a los ciudadanos tiene que ver con la nueva renta básica.

Las oficinas de la Seguridad Social continúan cerradas y la atención se realiza por vía telefónica, un canal por el que se reciben decenas de consultas a diario. La puesta en marcha de un número gratuito -el 900 202 222- para las cuestiones relacionadas con el ingreso mínimo vital ha reducido un poco la carga, también para algunos departamentos municipales. No en vano, en varios concellos barbanzanos explicaban que muchos vecinos acuden a Servizos Sociais para tramitar el ingreso mínimo vital o en busca de asesoramiento.

En algunos ayuntamientos de Galicia se han creado oficinas específicas para atender a los ciudadanos que quieren comprobar si pueden acceder a esta renta, un paso que, por ahora, no se ha dado en Barbanza. Desde los gobiernos locales insisten en que esta ayuda es estatal y que, por lo tanto, no corresponde a los servicios municipales tramitarlas ni, por su puesto, informar a los vecinos sobre si tienen derecho o no a la prestación, con lo que la labor que realizan es meramente informativa.

Dar orientación

En este sentido, la alcaldesa de Muros, Inés Monteagudo, explicó que el personal del Concello está «absolutamente saturado» de trabajo y que lo único que pueden hacer es orientar a las personas que acuden a Servizos Sociais sobre cómo tramitar el ingreso mínimo vital, que por ahora solo puede solicitarse por vía telemática a través de la página web de la Seguridad Social: «Podemos axudar, pero non xestionar nós as axudas».

En términos similares hablaban en Porto do Son y en Ribeira, donde reconocían que se están recibiendo llamadas de ciudadanos que quieren pedir el ingreso mínimo porque se encuentran con las oficinas de la Seguridad Social cerradas: «Nós facilitamos información xeral, pero non facemos a tramitación. É inasumible para os concellos». Con todo, hace unos días, el personal de los ayuntamientos barbanzanos acudió a unas jornadas celebradas en Noia y A Pobra sobre el IMV y los requisitos que deben cumplir los solicitantes.

Consultados diferentes organismos, resulta imposible dar una cifra sobre cuántos potenciales beneficiarios de esta ayuda hay en Barbanza, ya que influyen diversas variables en los criterios de concesión. De hecho, a nivel estatal solo hay una estimación aproximada que sitúa ese número en unas 850.000 familias. Una pista podría darla la actividad de entidades benéficas como Cáritas, que en el conjunto de la comarca asisten a medio millar de familias, unas 1.500 personas. Otro de los criterios utilizados por el ministerio para realizar sus cálculos es el de tomar como referencia el número de perceptores de rentas básicas autonómicas multiplicándolo por cuatro, lo que en Barbanza supondría 484 beneficiarios.

Los primeros beneficiarios de oficio ya han recepcionado la resolución favorable

Al margen de la avalancha de solicitudes, hay miles de familias a las que el Instituto Nacional de la Seguridad Social —alrededor de 4.000 en Galicia— reconoce de oficio el derecho a percibir el ingreso mínimo vital. La fecha fijada por el Gobierno central para que estas personas cobren es este viernes, y los primeros beneficiarios ya tienen en su poder la correspondiente resolución a su favor.

En Ribeira ya se han recibido las primeras notificaciones informando de la concesión del ingreso de oficio, una modalidad que beneficia a personas que ya cobraban prestaciones familiares de la Seguridad Social. Esta situación permite que la Administración tenga ya sus datos y pueda determinar que, efectivamente, cumplen con los requisitos. Al no tener que hacer ningún trámite adicional, se agiliza el proceso y serán las primeras en cobrar la ayuda. A estos beneficiarios, la renta les ha llegado concedida hasta final de año.

Compatibilidad

Otra de las cuestiones relacionadas con el ingreso mínimo vital que está generando numerosas consultas tiene que ver con su compatibilidad con la renta de integración básica de Galicia (Risga), ya que la ley autonómica recoge que esta ayuda solo se puede percibir si no existe ningún otro ingreso.

En este sentido, fuentes del departamento de Servicios Sociais de Ribeira explicaron que están a la espera de instrucciones concretas sobre cómo actuar en estos casos y se barajan opciones como la posibilidad de que los beneficiarios elijan entre una y otra o que les concedan la diferencia entre ambas cuantías.

SÁLVORA

Reparto de competencias

La tendencia de la ciudadanía ante cualquier asunto burocrático que necesite resolver es acudir a la Administración más cercana, esto es, los concellos, aunque el problema en cuestión no pueda solucionarse en el ámbito local. Esto a menudo genera las protestas desde los ayuntamientos, desbordados ante la acumulación de tareas, como está ocurriendo ahora con el IMV. La queja no va tanto por los vecinos como por la tendencia creciente de otros estamentos a ir delegando competencias en los de abajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Barbanza registra una avalancha de solicitudes del ingreso mínimo