Los padres de la desaparecida en A Pobra: «Nuestra hija está retenida»

La joven Diana Quer le dijo a una amiga por Whatsapp «me estoy acojonando» porque un hombre la estaba llamando


Ribeira / La Voz

«Me estoy acojonando un gitano me estaba llamando» «Y que t ha dicho?» «Morena ven aquí» «Y que le has dicho?» Esta conversación textual por wasap entre Diana Quer y una amiga duró exactamente tres minutos la madrugada del lunes y ya no tuvo respuesta, a las 2.43, hora a partir la cual se perdió todo contacto y rastro de la madrileña cuya desaparición ha llenado de angustia al municipio coruñés de A Pobra do Caramiñal (9.623 habitantes), a la comarca de Barbanza y a su lugar de origen. Y, probablemente, este diálogo haya servido como punto de partida para la investigación, no en vano a escasos metros de donde se la vio por última vez, se encontraban instaladas caravanas de los feriantes, algunos de ellos de dicha etnia, que habían acudido a la Festa do Carme dos Pincheiros, que se celebraba en la villa y de la que regresaba la chica.

A pesar de todo, no hay nada claro. Lo único cierto es que Diana Quer López-Pinel falta de su casa de veraneo de A Pobra desde la madrugada del lunes cuando fue vista por última vez en el paseo de O Areal. La chica es buscada por investigadores que no han descartado ninguna hipótesis sobre lo sucedido esa noche. Sin embargo, los padres lo tienen muy claro: «Nuestra hija está retenida de forma ilegal», dicen.

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil acudieron ayer al domicilio, situado en el lugar de Cabío, para recoger material y objetos personales de la chica con el fin de analizarlos para encontrar alguna pista.

Las fuerzas de seguridad están trabajando con sigilo y hay un hermetismo total sobre el caso. Eso sí, ha trascendido que están hablando con los amigos de la joven y también con algún que otro conocido, así como indagando en locales que pudo haber visitado esa noche. También buscan en grabaciones de cámaras de seguridad de la zona, estaciones e incluso aeropuertos.

Los investigadores tienen varios frentes abiertos e incluso, al parecer, conocen la situación exacta del teléfono móvil de la joven esa noche hasta el momento en que se apagó. Lo que preocupa en el entorno policial es que, tras la desaparición, no haya ningún indicio sobre su paradero y que no se pusiese en contacto con su domicilio si su ausencia fuese voluntaria.

La familia de Diana Quer ha hecho un llamamiento a las personas que acudieron el fin de semana al Carmen dos Pincheiros de A Pobra: «Nos dirigimos a todos aquellos que estuvieron en la fiesta y que vieron a nuestra hija por si pueden aportar algo de luz, por favor, que se pongan en contacto con la policía. Cualquier cosa, por muy insignificante que sea, puede ser importante», señalan.

Juan Carlos Quer señaló que no hay novedades ni pistas relevantes, aunque afirmó que los agentes están llevando tres o cuatro líneas de investigación pero, de momento, «no hay nada en concreto».

El progenitor destacó que las fuerzas del orden están trabajando «muy bien, pero les pedimos que empleen más recursos humanos». La familia agradeció la colaboración «de todos los vecinos de A Pobra y del pueblo gallego, que se están volcando con nosotros».

En un llamamiento estremecedor, Juan Carlos Quer apeló al corazón de los padres para que aquellos que viesen algo informen a los investigadores: «Está en juego la vida de una persona que podía ser la hija de cualquiera».

A pesar de que la familia de Diana Quer lleva varios años disfrutando sus vacaciones en la localidad barbanzana, donde tiene casa propia, la chica no es muy conocida entre la juventud del municipio, ya que su círculo de amigos es también de fuera.

Diana Quer tiene 18 años y aprovechaba el período vacacional para sacar el carné de conducir. Desde hacía casi un mes acudía a la autoescuela Vila, situada en el casco urbano. Una fuente de la academia indicó que es una alumna muy agradable que habla con todos sus compañeros: «É moi educada e correcta, integrouse estupendamente ben no grupo», afirmó. La intención de la muchacha es presentarse al examen lo antes posible pues «as vacacións están a punto de rematar, ten que volver a Madrid e quere ir co carné sacado».

La familia Quer López-Pinel vive en una urbanización de Pozuelo. Personas allegadas afirmaron que es casi imposible que la joven desapareciera por voluntad propia. La muchacha hace trabajos de modelo. Por otra parte, destacar que familiares y amigos se están volcando en difundir la desaparición de Diana en Madrid, entre ellos personajes conocidos como Arancha de Benito o Terelu Campos.

Protección Civil de A Pobra, en colaboración con otras agrupaciones de la comarca, estuvo rastreando la zona en busca de cualquier indicio. Está previsto que esta mañana la Guardia Civil inicie las labores de rastreo por las inmediaciones de O Areal en busca de alguna pista con perros adiestrados. El alcalde de A Pobra, Xosé Lois Piñeiro, solicitó que se paralizasen las labores de rastreo de Protección Civil para no interferir en los trabajos. El regidor destacó que esta agrupación arropará a los agentes en aquello que necesiten y estarán a su disposición hoy con desbrozadoras para limpiar alguna zona en busca de pistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
64 votos
Comentarios

Los padres de la desaparecida en A Pobra: «Nuestra hija está retenida»