¡Ya está bien!

Alicia Fernández LA CRIBA

BARBANZA

11 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Cada vez que veo a un gerifalte del Estado, de la Xunta o de un consistorio darle al bistec y rajar echándole la culpa a los ciudadanos me dan arcadas democráticas, pues estos cumplen bastante más que ellos. Algún día, cuando podamos reírnos, haremos un ránking del despropósito covid-19 para, por lo menos, abochornar a estos falabarato.

 A esas injurias a los ciudadanos sigue siempre la criminalización de la hostelería. Que les digo yo a estos zampabollos y palanganeros que, por una vez en la vida, sean honrados, que no sean cobardes, y hagan público datos de contagio por sectores o actividades, por ámbito privado o público. Que empiecen por Boiro, si quieren.

Dónde pregunto: ¿Las competencias del gobierno municipal y su policía comienzan y acaban en la hostelería? ¿Y las de la Policía Autonómica y la Guardia Civil? Porque lo parece. Y les pongo un ejemplo: sábado, 28 de noviembre, en torno a las ocho de la tarde, intento visitar dos supermercados y en los dos hay más gente que el día de la Panorama en julio. Sin desinfectar, sin controlar aforos… ¡a lo loco! Sin nadie que vigile, amoneste o sancione. Ahora que ya está liada, alguno pone semáforos. Y podría seguir.