Arousa y Muros-Noia son las rías más castigadas por los vertidos

Infraestruturas inventarió 597 puntos en ambos estuarios, el 38 % del total de Galicia


Ribeira / la voz

A finales del año pasado, una amplia comitiva de altos cargos de la Xunta de Galicia desembarcó en la comarca para un encuentro con los alcaldes en el que se destacó que en una década Arousa se había librado de 130 puntos de vertido contaminantes. Un buen dato que, sin embargo, es insuficiente si se tiene en cuenta que tanto la arousana como la ría de Muros-Noia son las más castigadas por este tipo de episodios. Según los registros recapitulados por Augas de Galicia, dependiente de la Consellería de Infraestruturas, en ambos estuarios se localizaron 597 focos en el 2019, lo que supone el 38 % del total de Galicia.

El ente autonómico aclara que no todos los vertidos que figuran en su base de datos son contaminantes, y, de hecho, buena parte de esos casi 600 puntos no lo son. En concreto, el 42 % del total, 250, cumplen los límites de carga microbiológica o química fijada por la normativa. Los que los superan son algo más de un centenar, 105, la mayor parte de ellos localizados en la ría de Arousa.

Asimismo, al cierre del ejercicio, Augas de Galicia tenía en investigación un total de 42 puntos sobre los que existían sospechas de posibles indicios contaminantes y que estaban pendientes de estudio para su clasificación.

Inspección constante

El inventario de vertidos que realiza la Xunta de Galicia es fruto de un trabajo de inspección constante que el año pasado permitió, no solo identificar 434 focos de vertido en la ría de Arousa y 163 en la de Muros-Noia, sino también subsanar una parte de ellos. En concreto, según los datos aportados por Infraestruturas, se eliminaron un total de 200 puntos, un 33,5 %.

Son los concellos las Administraciones que tienen la competencia de garantizar el correcto saneamiento de las aguas residuales domésticas, origen de la mayor parte de los episodios localizados, de manera que cuando los técnicos detectan algún vertido se requiere a los ayuntamientos para que actúen en consecuencia y se realiza un seguimiento para verificar la eliminación de un foco.

Sin embargo, las entidades locales no siempre tienen los recursos económicos y técnicos necesarios para subsanar las deficiencias en las redes de saneamiento, y eso motiva que ahora mismo esté en marcha en Rianxo una obra hidráulica valorada en 14 millones de euros que está financiada por la consellería. Esta actuación está llamada a terminar con vertidos como el registrado hace unas semanas, cuando fue preciso abrir el aliviadero de la EDAR: «O obxectivo é que eses episodios se reduzan ao mínimo», explicó el alcalde, Adolfo Muíños.

Para ello se está construyendo un pozo de tormentas, se instalarán nuevos colectores y se ampliará la depuradora. Sin embargo, Muíños asume que esto no será definitivo: «Duplicar a capacidade da EDAR e contar cun servizo ben dimensionado vai mellorar moito a situación, é unha obra importante, pero non única. Hai que seguir traballando en modernizar os bombeos da rede e solucionar os problemas de infiltración de pluviais».

Boiro concentra la mayoría de los focos de aguas residuales eliminados este año en Arousa norte

Desde Augas de Galicia explicaron que se realiza un seguimiento continuo de los puntos de vertido en las rías, y ese trabajo ha permitido identificar y subsanar al menos una decena de focos en los municipios de Arousa norte desde principios de este año. La mayor parte de las actuaciones se realizaron en distintos lugares del ayuntamiento de Boiro.

Corrían los primeros días de enero cuando la Administración autonómica certificaba la eliminación de un vertido al río Coroño, mientras que el mes pasado se informó de la erradicación de otra media decena de focos. Dos de ellos se situaban en la parroquia de Santa María do Castro, uno en Cabo de Cruz y otro en el lugar de Cesar, mientras que los restantes se localizaban en el entorno del arenal del Peralto, entre la zona portuaria de Escarabote y el estuario del Coroño.

En Ribeira también se eliminaron varios puntos de vertido en los últimos meses. En mayo pasó a la historia un foco de emanaciones de aguas residuales en Corrubedo, mientras que en junio otra actuación benefició a la zona de A Ameixida.

    

Responsabilidad

(Sálvora-Opinión)

Las Administraciones invierten ingentes recursos en eliminar los vertidos a las rías. Después de años gastando dinero a espuertas, todavía queda mucho por hacer, señal de que durante décadas se afrontó el problema rematadamente mal, y no solo los gobiernos de turno. Siguen existiendo los enganches ilegales y el mal uso de las redes, y esa es una cuestión de responsabilidad individual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Arousa y Muros-Noia son las rías más castigadas por los vertidos