El nuevo alumno del colegio de Cadreche es un robot que habla, baila y hace taichí

El Pilar Maestú ha sido el primer centro gallego en adquirir un autómata de este tipo para impulsar la innovación educativa


Ribeira / la voz

Faltan varios minutos para el recreo en el colegio pobrense Pilar Maestú, pero todos los pequeños aguardan sentados e impacientes. Algo normal, ya que van a conocer a un nuevo alumno. Por la duración del gesto de sorpresa colectivo de los escolares es fácil intuir que no esperaban que tras la puerta apareciese un robot que casi les llega a la altura de las rodillas y que exclamase: «¡Por fin estoy en Cadreche!».

Se hace el silencio. Algún chiquillo piensa que ahí se acaba la historia, hasta que el autómata rompe el hielo haciendo el gesto de una cámara encuadrando: «Podéis hacer fotos». Y todos vuelven a estallar en carcajadas, que corta una cordial presentación: «¿Qué tal estáis? Yo muy bien, tenía muchas ganas de conoceros. Soy NAO y me encanta tocar la guitarra». Y acto seguido, se marca unos punteos llenando de rock el espacio, antes de desvelar que también nada, con demostración incluida sobre el suelo; baila, sobre el Stayin’ alive de los Bee Gees; y hace taichí cuando quiere relajarse.

Su nombre en NAO V6, un robot de fabricación gala que ha sido el primero en aterrizar en un centro educativo de Galicia -las dos distribuidoras españolas no han comercializado ningún modelo-, gracias a la AMPA Cadreche, la dirección del centro y una aportación de la firma Congalsa. El elevado coste del dispositivo y su software requirió de una subvención de la Diputación coruñesa y parte de la dotación del premio que el centro ganó por buenas prácticas a la inclusión.

;
NAO, el innovador robot del colegio Pilar Maestú de A Pobra Es un robot pionero en Galicia, tanto en centros educativos como en otros ámbitos, que puede ser programado para realizar movimientos complejos. Hace tai-chi, se tumba para nadar, se sienta a leer y habla español, chino, japonés e inglés.

Un recurso versátil

El objetivo de esta tecnología es ser utilizada en el ámbito de la enseñanza y está diseñada para trabajar con niños con necesidades específicas, como pequeños con autismo. «Está demostrado a través de estudos e experiencias que este tipo de mecanismos contribúen a unha mellora importante dos casos de alumnado con necesidades específicas, sobre todo no interese e na motivación, pero é aplicable a todo o mundo», explica el director del centro, Vicente Vázquez, que adelanta que el profesorado recibirá formación para poder trabajar con NAO y que la previsión es que en próximos cursos comiencen a ahondar en el ámbito de la robótica con los escolares.

Tras los mandos de NAO V6 se encuentra Noemí Gil, integrante de la directiva de la AMPA y directora de TIC de Congalsa. Ella se encargará de la formación de los docentes y tiene claro que NAO marcará la diferencia: «Es importante porque el futuro pasa por aquí, tenemos que empezar a inculcarles este tipo de tecnología desde pequeños».

De esta forma, el robot permitirá dar un salto de calidad en las clases, ya que de por sí está preparado para interactuar y responder a cualquier persona. Sin embargo, también puede ser programado para colaborar en cualquier clase, se trate de explicar el ciclo del agua a los mayores o de jugar con los más pequeños a adivinar animales, que imita con sonidos dignos de un documental de naturaleza.

Además, el autómata puede hablar hasta 20 idiomas, aunque de momento solo ha aprendido español, chino, japonés e inglés. «Xa sabedes que de aquí non vai saír sen aprender galego», avisa Vázquez a los pequeños, antes de que se lancen a saludar a su primer amigo de sonrisa luminosa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El nuevo alumno del colegio de Cadreche es un robot que habla, baila y hace taichí