¿Racismo?


Al hilo del artículo de la semana pasada, quisiera tocar otro asunto relacionado con los puestos que se instalan durante las fiestas. Uno que, además, con tanto meapilas políticamente correcto, es de alto riesgo demagógico; pero servidora le entra con la misma serenidad y firmeza con la que se toma el primer café de la mañana.

La mayor parte de puestos ambulantes de bolsos, pulseras, ropa y complementos son de africanos de diferentes países (senegaleses, nigerianos, malienses,…). Hasta ahí nada que objetar. El problema empieza si miramos su situación legal, o que hay una cantidad elevada de artículos que son falsificaciones -algunas hasta muy burdas- y, algo que empieza a ser muy preocupante, su actitud cuando venden en la calle, terrazas o bares.

En primera persona vi como desafiaban, incluso provocaban, a una mujer que les recriminaba por no dejar paso en la acera. Una amiga me relataba la actitud abiertamente hostil e intimidante de un vendedor hacia ella y dos amigas que se negaron a comprarles algo, intentando acorralarlas. Y más de un hostelero, las repetidas broncas por negarles a vender en su negocio o acceder al comedor. En el mejor de los casos haciendo caso omiso, en el peor con agresividad. Pero lo que ya riza el rizo es que llegados a ese punto el estribillo que tienen es: «esto es racismo» o «porque soy negro». A lo que un amigo hostelero le respondió: «No, porque eres maleducado, que no es patrimonio de ninguna raza». Por no hablar de lo pesados que se ponen y lo poco que te respetan, generalmente, si intentas rechazar cortésmente su asalto. No son todos, pero dañan a todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

¿Racismo?