Aguiño femenino: Un año para competir y asentarse

Las ribeirenses no se fijan como objetivo principal regresar lo antes posible a la Primera División


Tras descender la pasada temporada de Primera División, en el Aguiño mantuvieron una reunión en verano para darle continuidad al equipo femenino: «O ano pasado foi complicado, porque había poucas xogadoras e os desprazamentos eran longos. Os ánimos estaban baixos. Por iso no verán, ao ver que se podía marchar xente, intentamos que as que quedaban trouxeran máis rapazas e agora somos 17», explica el técnico, Andrés Moreira, Camoiras.

Por lo vivido, el entrenador afirma que esta campaña «o obxectivo é competir, dar a cara en todos os partidos. Non nos fixamos no ascenso, a meta é asentar ao equipo». Lo cierto es que las ribeirenses comenzaron muy bien la temporada, ganando los tres primeros encuentros y empatando los dos siguientes. En la sexta jornada el Aguiño inauguró su casillero de derrotas y eso pasó factura: «Parecía que tiñamos a obriga de gañar e xa non era todo tan bonito. Houbo un mes no que os adestramentos non foron moi ben, pero agora xa estamos collendo o ritmo outra vez», apunta Camoiras.

Veteranía y juventud

El conjunto no es ajeno al panorama actual del fútbol femenino. Es habitual ver en muchos equipos una mezcla de jugadoras veteranas y jóvenes, y esto es lo que ocurre en A Tasca. En la plantilla hay futbolistas que rondan los 40 y otras de 14 y 15 años. Un amplio abanico de edades que no siempre es fácil gestionar, aunque, por fortuna, en el Xuventú «hai bo ambiente e fan grupo. Eu é o que sempre pretendo, aínda que ás veces haxa os piques normais», asegura el técnico.

En el Aguiño hay varias deportistas que nunca antes se habían calzado las botas, pero «pouco a pouco van aprendendo técnica e táctica, e melloraron moito desde o comezo ata agora». Además, las chicas tienen interés y acuden a entrenamientos de conjuntos de las categorías de base para seguir mejorando.

Las ribeirenses se caracterizan por estar bien posicionadas sobre el césped cuando salen al campo para competir. Presionan a su rival de forma organizada en tres cuartos de cancha e «intentamos combinar, saír ben á contra e aproveitar as nosas ocasións».

Hay futuro

«O fútbol feminino é outro mundo, menos físico e máis técnico e táctico. É moi bonito», comenta Camoiras. Lo bueno es que parece que en la comarca tiene futuro, ya que «eu adestro a infantís e veñen rapazas pisando moi forte. Tamén noutros conxuntos da zona as hai. Temos unha boa canteira». Eso sí, el técnico del Aguiño considera que los equipos tienen que ir «pouco a pouco e non desanimarse».

En la Segunda División hay plantillas novatas y mucha diferencia entre los conjuntos expertos y los noveles. «Os proxectos teñen que facerse a dous ou tres anos, as mozas teñen moito fútbol que dar», dice Camoiras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Aguiño femenino: Un año para competir y asentarse