La Carta Magna


Después de un gobierno autoritario de casi cuarenta años, no iba a ser fácil encauzar el futuro de España. No fue así, gracias al buen talante y moderación del presidente del Gobierno Adolfo Suárez, con la colaboración de otros, como fueron los casos de

Gonzalo Fernández de la Mora y Torcuato Fernández Miranda, entre otros. Significativo fue el talante de personas de ideologías antagónicas como Manuel Fraga y Santiago Carrillo; el primero, por su inteligencia y capacidad de trabajo, y el segundo, por su madurez y el deseo de la aprobación del Partido Comunista.

En principio, se llevó a cabo la elaboración de la Ley de Reforma Política. Adolfo Suárez partía de una situación transicional: «Cuando el pueblo haya otorgado libremente el mandato a sus representantes, podrá acometerse democráticamente y con posibilidades de estabilidad y futuro la solución de los más importantes temas nacionales». Esta ley fue aprobada por 435 votos afirmativos; únicamente hubo 59 votos negativos y 13 abstenciones. Celebrada la consulta el día 15 de diciembre de 1976 solo votaron en contra un 2,6 %, haciéndolo n blanco un 3 % y a favor un 75 %. El camino hacia la democracia se había iniciado con un apoyo social muy consistente. Julián Marías escribió que España había sido devuelta a los españoles. En definitiva, la Constitución de 1978, sin ser modélica, ha permitido a España ser admitida en instituciones tales como la ONU, la OTAN, Unesco y Unión o Comunidad Europea; asimismo, facilitó a las regiones, hoy comunidades autónomas, competencias que ningún régimen anterior les había otorgado. Todo esto, después de un régimen autoritario que permaneció cerca de cuarenta años. Hoy, todavía y con una democracia, tenemos dificultades para elegir presidente del Gobierno.

¿Creen ustedes que es el momento para afrontar la reforma constitucional? Algunos parecen ignorar que es el propio articulado de la Constitución lo que facilita la misma. Fue Canalejas, persona inteligente y liberal asesinado en la Puerta del Sol de Madrid, quien pronunció esta frase: «Todo lo que sea forzar la evolución es destruirla». Sería conveniente reflexionar sobre ello.

*Último artículo, publicado en La Voz el 11-09-2016

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Carta Magna