«El boxeo es como el ajedrez. Hay que pensar mucho y muy rápido»

El noiés augura una noche con combates «espectaculares» debido al nivel de los luchadores presentes


Noia será esta noche la capital gallega del boxeo, el kick boxing y el k-1. Uno de los máximos responsables de ello es Moisés Hermo, dirigente del Club Lucha Noia y organizador de la segunda Velada Vila de Noia. El evento, que comenzará a las 20.30 horas en el pabellón Alonso Rodríguez, reunirá a púgiles locales y a campeones de España y Europa. Hermo no duda que el público responderá, ya que el cartel asegura «mucho nivel. Es difícil encontrar en España una velada de este calibre». Por ello, el noiés confía en completar el aforo del recinto, que se fija en un millar de personas.

-¿Cómo ve la situación actual del boxeo en Galicia?

-Es un deporte que cada vez se practica más, porque se está demostrando que se puede hacer de una forma no agresiva. El boxeador puede usar el saco o las manoplas, sin tener la necesidad de dar o recibir un golpe. Vemos como va subiendo el nivel y como cada vez hay más mujeres que se animan a practicar el boxeo, el kick boxing o el k-1.

-La preparación del luchador, ¿es muy compleja?

-Es durísima. Pasas mucho tiempo entrenando. No solo es dar y dar golpes. Hay que correr, usar las manoplas, sparring y aprender a moverse y a pensar. El boxeo es como el ajedrez, hay que pensar mucho y muy rápido. Das un golpe, pero ya tienes que valorar lo que harás después, si pegar o esquivar el golpe. Si el luchador solo busca pegar, malo. Además, es muy importante trabajar la mente para controlar los nervios previos a un combate y mantener la cabeza fría una vez que estás en él.

-Vamos, que además de la fuerza la técnica es fundamental.

-La técnica, templar los nervios y ser frío. Hay mucha gente que pega fuerte, pero no piensa y otros hacen al contrario. Intervienen muchos factores.

-Su hijo lucha hoy, ¿qué siente como padre cuando lo ve subirse a un cuadrilátero?

-Para mi es un competidor más cuando está en la lona. Abajo no, claro. Intento enseñarle lo máximo posible. Cuando lo hace mal le cae una bronca y cuando lo hace bien se lo reconozco.

-¿Qué sintió cuando su hijo le dijo que quería pelear?

-No me gustó, porque hay que realizar un esfuerzo muy grande para ganar muy poco dinero. Si eres aficionado, está bien. El problema llega cuando eres bueno y pasas a profesional. No hay dinero y tienes que tener un trabajo y cuadrar los horarios para entrenar y pelear. No va a ganar millones con el boxeo, pero va a entrenar muy duro. Más, seguramente, que muchas estrellas del fútbol.

-Si pudiera volver atrás, ¿repetiría su vida como luchador?

-Por supuesto, volvería a hacerlo. Me enseñó mucha disciplina, a pensar para hacer las cosas del día a día. Me requirió muchísimo esfuerzo, pero, sin ninguna duda, estoy muy contento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«El boxeo es como el ajedrez. Hay que pensar mucho y muy rápido»