La tala de madera quemada y su venta en Caamaño disgusta a los comuneros


Ribeira / la voz

La comunidad de montes de Caamaño, una de las más afectadas por los grandes incendios que calcinaron una parte importante de suelo sonense el verano pasado, está en desacuerdo con los trabajos realizados por la Consellería de Medio Rural en los últimos meses para talar la madera quemada. Un portavoz de la entidad explicó ayer que dicha actividad no se finalizó de la forma adecuada: «Tiñan unha data para rematar e, efectivamente, finalizaron. Outra cousa é como deixaron todo, que está moi mal».

Los comuneros de Caamaño critican que haya zonas en las que se tenía que haber actuado, y que, a día de hoy, mantienen troncos quemados y otros daños causados por aquellos frentes. «O monte non está ben en todas as zonas e habería que seguir traballando para melloralas. O que non é normal é que deixen todo así, xa que agora non temos maquinaria e cartos para facer todo ese traballo», explican en la directiva de la entidad.

La otra gran queja tiene su razón de ser en la subasta realizada por Medio Rural con la madera talada en esta parroquia, y concretamente en terreno gestionado por los comuneros: «O que non é normal e que non nos informen de cando é a poxa, de quen traslada a madeira, de cantos metros cúbicos se cortaron e dos cartos que se sacaron pola venta. De todo isto, soubemos pola prensa, pero a nós non nos chegou nada por agora; ningunha notificación oficial con estes datos».

En la Xunta, por su parte, aseguran que todo el trabajo se ajusta al proyecto licitado en su día.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La tala de madera quemada y su venta en Caamaño disgusta a los comuneros