Momento para la reflexión

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe CRÓNICA

BARBANZA

28 jun 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Después de la cita del pasado domingo, a los gallegos nos queda otro encuentro con las urnas, el de las elecciones autonómicas. Tras lo sucedido a nivel estatal, donde los partidos fueron incapaces de llegar a acuerdos para formar Gobierno, aunque algunos estuvieron repartiendo ministerios antes de llegar a la Moncloa, y se registró un elevado índice de abstención en la segunda tentativa, las formaciones políticas deberían hacer un hueco para reflexionar, no en los votos, sino en los ciudadanos. Para pensar si sus intereses y los de los vecinos corren caminos parejos. Parece que no.

En la comarca, por ejemplo, resulta sorprendente que una formación como el BNG, que siempre está a pie de calle y a cuyos representantes es fácil ver en los más diversos actos sociales, culturales o reivindicativos, se distancie cada vez más de los votantes. Parece claro que existe un problema de comunicación, o de confianza, que no se resuelve con la convocatoria de asambleas abiertas.

De igual forma, resulta curioso que el PSOE barbanzano mejore los resultados obtenidos en diciembre porque en estos seis meses no se han apreciado cambios significativos. De hecho, la formación lleva tiempo pareciendo ser una isla en la que cada uno va a su libre albedrío. Por ejemplo, desde hace más de un año carece de responsable comarcal, de un elemento aglutinador, y no existen indicios de que eso vaya a cambiar.