Saber gastar


Dicen ahora los alcaldes que no tienen ni para pipas y ello se refleja en los edificios acabados y cerrados a cal y canto por falta de fondos para el mobiliario o el personal. Deberían recordar que el bum del ladrillo no siempre llenó las arcas de los concellos. ¿Se derrochó demasiado durante esa época gloriosa o se supo administrar mejor el dinero en el pasado?.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Saber gastar