La chispa que condenó el Combate Naval

Es necesario viajar 65 años hacia atrás en el tiempo para encontrar el tormentoso precedente de la suspensión de los fuegos de San Roque


vilagarcía / la voz

Como para tantas otras cosas, no habrá suerte este año para el Combate Naval de Vilagarcía, una tradición que se inició hace 154 años para rememorar el asedio al puerto del Callao, en Perú, y la capital arousana ha convertido en una de citas festivas más queridas. El coronavirus y sus imposiciones han frustrado un espectáculo pirotécnico que Ravella había despiezado para evitar aglomeraciones y facilitar su contemplación desde diferentes puntos del municipio, y tampoco se llevará a cabo. No es la primera vez que los fuegos de San Roque se suspenden, aunque lo más común, a lo largo de todo este tiempo, es que sufriesen algún aplazamiento en función del mal tiempo. Es necesario retroceder 65 años para encontrar el precedente más cercano. Lo que a continuación se relata ocurrió el 28 de agosto de 1955.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

La chispa que condenó el Combate Naval