Victoria o embolado en A Lomba

El Arousa no puede permitirse otra cosa que ganar hoy al modesto Arenteiro para no entrar en barrena


vilagarcía / la voz

Una victoria, dos empates y cuatro derrotas en los siete últimos encuentros de Liga. O lo que es lo mismo, 5 puntos de los últimos 21 puestos en juego. Con este pobre balance el Arousa alcanza hoy la decimoquinta jornada del campeonato de Tercera División viviendo la primera crisis en la todavía corta era de Rafa Sáez como responsable del banquillo arlequinado. Frenar la caída con vistas a empezar a volver a levantar el morro del avión vilagarciano; o entrar en barrena, añadiendo al descenso experimentado desde mediados de octubre un bucle giratorio sin aparente orden ni control. Este es el dilema, victoria o embolado, que debe despejar esta tarde el Arousa en el estadio municipal de A Lomba frente al C.D. Arenteiro, undécimo clasificado con 17 puntos.

Para quienes piensen que el apuntado resulta un escenario tremendista, cabe añadir a lo ya apuntado un dato más con el que acabar de perfilar el contexto en el que se mueve hoy el conjunto vilagarciano. Superado, con mejor imagen que resultados, el tramo central del calendario de la primera vuelta, en el que se enfrentó a los cinco primeros clasificados; el Arousa cierra con el C.D. Arenteiro un segmento de tres jornadas llamadas a llenar su granero de puntos ante equipos de mitad para abajo de la tabla, antes de medirse a domicilio la próxima semana al Laracha, hoy justo un puesto y un punto por debajo del cuadro de O Salnés en la clasificación. Pero ni con el Boiro, en A Lomba (1-1), ni en Redondela frente al Choco (1-0) fueron capaces los hombres de Rafa Sáez de recolectar puntos suficientes para volver a la zona de promoción, que abandonaban el 11 de noviembre tras la derrota en el feudo del C.D. Barco.

El entrenador del Arousa quiso rebajar ayer la presión sobre su equipo al aislar el partido con el C.D. Arenteiro del panorama de fondo: «Este é un partido concreto, e como tal ímolo xogar, sen pensar de onde vimos, e a onde queremos ir. Neste intre só queremos pensar no partido; non queremos pensar nos que van atrás, nin nos que veñen por diante».

Un mensaje que encuentra su contrapunto en la decisión de Rafa Sáez de convocar a toda su plantilla «para estar todos xuntos, facer grupo», cuenta. Será en el propio vestuario antes del choque cuando informe a los jugadores de su convocatoria para el encuentro, informa el técnico.

Delante, el Arousa tendrá a un rival que la semana pasada estrenaba entrenador. El veterano Rogelio Gómez, Gelucho, debutaba en sustitución de Manel Vázquez con un empate sin goles en casa frente al segundo clasificado y defensor del título, el Compos. Lo hacía con una defensa de cinco, consciente de la dificultad que el Arenteiro tiene para facturar goles, con la segunda peor marca ofensiva de la Liga, 11 tantos en 14 encuentros pese a contar con hombres como el exarlequinado Hugo Sanmartín o Mitogo. Debilidad que compensa en buena medida con una más que correcta defensa, reflejada en sus 15 goles encajados. La paciencia, y el blindaje de la portería propia son las dos palancas con las que Rafa Sáez pretende que el Arousa enderece hoy su vuelo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Victoria o embolado en A Lomba