Entre las ventas y la cultura clásica

Alumnos del Francisco Asorey y del IES de Valga logran llegar a la final de sendos concursos


cambados / la voz

A montar una empresa no se aprende en los libros. Que se lo digan a Miriam Otero, Borja Pérez, Iago Martínez, Jennifer Couso, David Durán y Christian Padín, seis alumnos de segundo curso del Ciclo Medio de Xestión Administrativa del instituto Francisco Asorey de Cambados, que acaban de quedar finalistas en el concurso nacional de la plataforma Empresaula celebrado la semana pasada en Barcelona. Acudieron con un proyecto de empresa virtual que prepararon en clase, en el que los alumnos tuvieron que demostrar sus habilidades a la hora de vender el producto escogido para la ocasión: material y mobiliario de oficina.

Además de lidiar con proveedores y presupuestos, aprendieron lo que es el duro mundo de la competencia -junto a ellos concursaban medio millar de chavales- y que lo bueno, si breve, dos veces bueno, porque solo dispusieron de dos minutos para hacer su exposición ante el jurado.

Era la primera vez que había representación gallega en esta convocatoria, y lo hicieron con mención especial. Y es que teniendo en cuenta que son los propios alumnos quienes se tienen que costear los gastos del viaje y estancia -en su caso 200 euros por cabeza-, cuanto mayor es la distancia a Cataluña, menos son quienes pueden hacer este desembolso. Y Galicia está en la otra esquina del mapa.

El primer premio no pudo ser, pero llegar a la final sabe a gloria en el Asorey y para los estudiantes ha supuesto una experiencia «increíble y única». La principal lección que extraen es que «la teoría es muy fácil, pero la realidad es mucho más dura», explica Miriam, y que hacerse un hueco en la jungla del mercado no es tarea sencilla.

¿Las perspectivas de futuro? «Encontrar un trabajo decente va a ser complicado», reconoce la joven. Pero, como demostraron en Barcelona, preparación y entusiasmo no les falta. No estuvieron solos en esta aventura. La profesora del módulo Empresa na Aula, María Pedreira, ha sido su guía a la hora de preparar el proyecto y Víctor Fernández los acompañó en el viaje, en esta apuesta, una más, del instituto Asorey por el trabajo práctico y multidisciplinar frente al modelo convencional de libros y exámenes.

A unos kilómetros de allí, en el instituto de Valga, continúan con su particular Odisea. Ese es el título del concurso sobre conocimientos de cultura clásica que afronta hoy su última fase. Los de Valga consiguieron alcanzar la final y ahora compiten por el primer premio con trece centros que se darán cita en el IES Aquis Celenis de Caldas de Reis.

To meghanoen, así se llama el equipo, está formado por Lucía Fariña, Pedro Ramos y Ana Isabel Villamarín, alumnos de Latín en cuarto B de la ESO. Compitieron con otros 252 equipos de toda Galicia y alcanzaron la quinta mejor puntuación en la primera fase. «Esta circunstancia sitúao en boas condicións para optar a un dos tres postos na final galega, para poder participar no ámbito estatal do concurso», según explican desde el centro.

Es la cuarta edición de un concurso que este año lleva por título «A ciencia e a tecnoloxía en Grecia e en Roma», organizado por la Sección Galega da Sociedad Española de Estudios Clásicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Entre las ventas y la cultura clásica