Los peregrinos también cuentan en Arousa

Las oficinas de turismo notan el aumento de este tipo de visitantes, tanto de los que cruzan la comarca siguiendo alguna de las rutas, como de los que se recuperan aquí tras su largo viaje

<span lang= es-es >El bum de la Semana Santa</span>. En Valga supieron en abril que el Camino viviría en 2015 un año de éxito. Durante la semana santa, unas 2.000 personas sellaron en su puesto el carné de peregrinos. Las estadísticas confirman sus sensaciones: el pasado fue el mejor ejercicio desde el último Año Santo.
El bum de la Semana Santa. En Valga supieron en abril que el Camino viviría en 2015 un año de éxito. Durante la semana santa, unas 2.000 personas sellaron en su puesto el carné de peregrinos. Las estadísticas confirman sus sensaciones: el pasado fue el mejor ejercicio desde el último Año Santo.

vilagarcía / la voz

El primer día del año, mientras el 2016 abría los ojos y las ciudades permanecían aletargadas tras una noche larga, los voluntarios de Protección Civil de Valga hacían guardia en el Camino de Santiago para cuñar la compostelana a los peregrinos. «E tivemos xente», explicaba ayer José Manuel Otero Caamaño, el responsable de este servicio. Los primeros caminantes llegaron al filo de las 12.30 horas al puesto de control situado cerca de la iglesia de San Miguel de Valga. Eran un grupo formado por dos mujeres, un hombre y dos rapaces, que habían iniciado la jornada en Caldas y que tenían marcado su destino en Padrón.

Con ese pequeño grupo se inauguraba el año en el Camino Portugués a su paso por Valga. Tras ellos llegarán muchos más caminantes: el año pasado, según los datos que maneja Protección Civil, fueron 31.437 los peregrinos que cuñaron su salvoconducto en este municipio. La cifra es, como en el conjunto de las rutas jacobeas, superior a la de años anteriores. «Xa o imaxinabamos despois da Semana Santa», explica Caamaño, que recuerda que la ruta se convirtió, durante aquella temporada, en un espacio de tráfico denso. Pero no solo en Valga y Pontecesures, lugares por los que discurre el Camino Portugués, se ha notado un trajín intenso de peregrinos. El municipio turístico de O Grove, integrado en la ruta marítima hacia Santiago, también se está beneficiando del poder de atracción de ese recorrido espiritual y cultural.

Y no solo de los peregrinos que se preparan para remontar la ría y el Ulla, sino también de quienes, siguiendo la ruta que sube desde Portugal, «paran en localidades como Pontevedra y antes de seguir el camino aprovechan para acercarse hasta aquí, atraídos, sobre todo, por la fama y la calidad de nuestra gastronomía», explican desde la oficina de turismo. También por la tradición balnearia de esta localidad, que se ha convertido para muchos en el mejor bálsamo para los pies cansados, las ampollas y los músculos que ya no pueden más.

Porque además de los peregrinos que cruzan Arousa durante su viaje, hay que contar también con aquellos otros caminantes que llegan hasta aquí buscando reponer fuerzas y recuperarse antes de volver a casa, a la realidad del día a día. Así lo explican en la oficina de turismo de Vilagarcía, donde indican que cada año que pasa reciben más consultas de gente que llega procedente de Santiago. Tras cubrir las largas y duras etapas de cualquiera de las rutas jacobeas, tras haber alcanzado el Obradoiro, hay quien decido prolongar su viaje vital. Unos optan por poner rumbo a Finisterre y redondear su experiencia viendo una puesta de sol en el fin del mundo, pero cada vez son más los que optan por tomarse un merecido descanso y descubrir los paisajes y los placeres que ofrecen las Rías Baixas. La parada en Vilagarcía, explican desde la oficina de turismo, es obligada. A fin de cuentas, es el puerto de Compostela, la entrada a Arousa.

262.458

Peregrinos en Compostela

Según los datos de la oficina del peregrino, 43.145 eligieron el Camino Portugués.

Kirguistán, Arabia Saudí o Israel, algunos de los 86 países presentes en el Camino

El balance realizado por Protección Civil de Valga indica que este año ha crecido el número de peregrinos en el Camino Portugués. Y confirma, también, que esta ruta, igual que el resto de las jacobeas, es un auténtico puntos de encuentro para gente procedente de todos los rincones del planeta. Es verdad que la mayor parte de los peregrinos proceden de algún lugar de la península, ya que España con 12.738 visitantes, y Portugal con 7.189, encabezan la lista. Por el puesto de control de San Miguel (Valga), pasaron además 3.279 alemanes y 1.341 italianos.

Que los países europeos copen los primeros puestos de la lista resulta normal. Lo que sorprende más a los vigilantes del Camino es que en 2015 hayan pasado por Valga 271 peregrinos procedentes de Australia, 414 llegados desde Canadá, y 744 estadounidenses. En total, han quedado registrados peregrinos de 86 países, si bien algunos tienen una presencia casi simbólica. Para muestra, los solitarios peregrinos que hicieron la ruta y que habían llegado desde Kirguistán, Chipre, Angola, El Salvador, Indonesia, Guinea o Arabia Saudí. También pasaron por Valga un grupo de 16 israelíes, 8 libaneses y cinco vecinos de la fría y lejana Alaska.

«A verdade é que as veces te sorprende ver desde onde ven a xente», reflexionaba ayer Caamaño. Todo, por el Camino.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Los peregrinos también cuentan en Arousa