Un tiburón con 80 millones de años

Un barco de O Grove pescó un escualo de la variedad más primitiva, con una cabeza de saurio y cuerpo de anguila

.Una hembra de 177 centímetros
Una hembra de 177 centímetros

ribeira / la voz

Las redes sociales de los aficionados al mundo marino en Galicia se llenan estos días de fotografías de tiburones. Viendo las imágenes y los comentarios, da la impresión que aparecieron dos escualos en aguas gallegas, uno en Porto do Son y otro en O Grove, de la variedad más primitiva, la de los tiburones anguila -cuyo nombre científico es Chlamydoselachus anguineus-, que tienen 80 millones de años de historia a sus espaldas. Pero, tras consultar con expertos en la materia, todo parece indicar que se trata de un único ejemplar que fue capturado a mediados de este mes en O Grove por un barco llamado O Chapeliño. Esta embarcación pertenece al patrón mayor grovense, Antonio Otero, que ayer ironizaba sobre el hallazgo: «Eu prefería que fora un rape, que polo menos ten valor comercial».

El Chapeliño pescó el escualo a diez millas al oeste de la isla de Sálvora. Lo habitual es que este tipo de especies, sin valor comercial, no se traigan a tierra. Pero explicaba ayer el patrón del barco que el ejemplar tenía vida cuando cayó en la red. Así que se vinieron con él a puerto por si podían lograr que sobreviviera. Lo metieron en un vivero, donde finalmente murió. Antonio se puso en contacto con la Xunta para que enviasen un biólogo.

Entre las personas que acabaron viajando a O Grove para ver el ejemplar estaba Toño Maño, un profesor de letras de Ribeira aficionado a los escualos que plasmó en su blog -titulado Tiburones de Galicia- la emoción que le produjo ver este animal, al que popularmente se le llama fósil viviente porque se cree que su aspecto apenas ha evolucionado en los últimos 50 millones de años. Una de sus mayores peculiaridades es que no se parece casi a la imagen que tenemos actualmente de los tiburones. «Tiene una cabeza de saurio encajada en un cuerpo anguiliforme», señala Toño Maño. Su cráneo, señalan voces expertas en la materia, tiene similitudes con los de especies extintas que vivieron hace unos 400 millones de años.

 

Unos diez al año en Galicia

¿Es muy difícil ver estos tiburones, los anguila, en Galicia? Su presencia en las aguas gallegas no es habitual, pero tampoco extraordinaria. Aparecen unos diez ejemplares cada año. De hecho, Antonio Otero señala que ya pescó otro el año pasado. El que acabó en las redes de O Chapeliño en esa ocasión, una hembra de 111 centímetros, pasará a formar parte del Museo de Historia Natural de Santiago. Se cree que puede haber una población estable de esta especie en las aguas gallegas. En general, es un pez con distribución amplia en todos los mares del mundo.

En las redes sociales, como si de la barra del bar se tratase, las historias del hallazgo del escualo anguila han ido aumentando de comentario en comentario. Se habla de que son dos tiburones, uno aparecido en O Grove y otro en Porto do Son. Pero de este último nadie logra tirar del hilo para saber en qué momento y qué barco lo pescó. Todo huele a que es el mismo animal que en el caso grovense. La revista Espacio submarino también se hizo eco de la aparición de este fósil viviente en las aguas gallegas.

 

Ni se acerca a la costa, ni es peligroso

Viendo la imagen del tiburón anguila, cualquiera diría que topárselo de frente en un fondo marino podría resultar extremadamente peligroso. Sin embargo, y según estudiosos del animal, no se trata de una variedad especialmente violenta. Al parecer, no suele acercarse a la costa, y no ataca a no ser que se esté defendiendo. Lo comparaban ayer, por ejemplo, con el mordisco que puede propiciarle a alguien un ejemplar de congrio. El escualo aparecido en O Grove, por el tamaño que tenía, 177 centímetros, se encontraba en la época de plenitud reproductora. Al nacer, esta variedad de tiburones miden unos 39 centímetros. Los machos no suelen pasar de 163 centímetros y las hembras de 135.

Votación
24 votos
Comentarios

Un tiburón con 80 millones de años